Opinión: Once Caldas se quedó con ganas de gloria
Once Caldas no logró cupo a copas internacionales. Foto: Cortesia Colombia.com

Once caldas sigue en su lucha, la afición tiene hambre de campeonatos, la espera sigue aumentando, los días y las noches son eternas, las barras alientan, las directivas piden lleno en el estadio Palogrande, pero no han traído los refuerzos que necesita el equipo para conformar un plantel competitivo de cara a la obtención de una estrella más.

Evaluando el segundo semestre del año que acaba de concluir para los 'albos'. Su inicio tuvo más resultados negativos que positivos. Asunto que los mantuvo fuera del grupo de los ocho en gran parte del torneo.

Primeras fechas de malos resultados

Los primeros juegos de Once Caldas tuvieron como común denominador empates y derrotas. En la primera jornada empató sin goles ante Medellín, luego igualó 1-1 contra Junior de Barranquilla y en la tercera fecha sacó un 0-0 en Bogotá ante Millonarios. Para la cuarta jornada perdió 2-1 enfrentando al Deportivo Pasto en Nariño y en el quinto juego cayó en un pésimo partido ante Patriotas, que le pasó por encima al onceno de Torrente.

El puesto 18 fue el lugar destinado para Caldas, que solo sumó tres puntos luego de cinco juegos. Esos números hicieron tambalear los cimientos del cuerpo técnico, pero las directivas salieron en apoyo al nuevo proceso y desde ese momento el equipo cambió su semblante y comenzó a recuperar puntos y juego.

Tiempo de mejoría: La mejor cara de Albo

Paso a paso el equipo salió del abismo con victorias importantes como la conseguida ante Boyacá Chicó en la jornada 7, pero las más destacadas fueron el 1-2 ante Atlético Nacional en estadio Atanasio Girardot en la octava fecha y el 1-4 en la fecha 19 en Palmaseca. (Ver videos)

Victoria 1-2 ante Nacional

.

Victoria 1-4 ante Cali.

Luego de la contundente victoria ante Nacional, siendo de los pocos equipos que derrotó al equipo de Rueda en el Atanasio, los resultados positivos llegaron uno tras otro. Victorias ante Huila, Santa Fe, Equidad, Cúcuta, Águilas Doradas, Cortuluá y Cali, fueron la imagen clara de una mejoría en todos los aspectos del equipo, que encontró en cinco jugadores (César Quintero, Marlon Piedrahita, Patricio Pérez y Johan Arango) a sus pilares para la obtención de la clasificación.

Once Caldas terminó el todos contra todos con 9 victorias, 7 empates y 4 derrotas para un total de 34 puntos, que le dejaron en la quinta posición. También anotó 25 goles, recibió 14 para una diferencia a favor de +11. Números que hacían pensar en cosas grandes de cara a los 'play-offs'.

Los Cuartos de Final

El sorteo sentenció que el rival sería Tolima, duelo muy parejo ante un rival que fue regular a lo largo del semestre y que en esta llave demostraría las credenciales que le hicieron merecedor de un lugar en tre los ocho. En el juego de ida, Once Caldas se llevó una victoria por 1-0, pero el resultado fue mentiroso ante el gran juego mostrado por la visita, que en la vuelta sentenciaría la serie a su favor. El Murillo Toro fue el testigo de la dura eliminación del 'blanco blanco'. Los goles de Ibargüen y el autogol de Menosse en tiempo de reposición, terminaron con los sueños de título del equipo de Torrente. 3-2 el global y una dura eliminación.

Cambios en el Plantel

A pesar que no se consiguió llegar a la gran final, Once Caldas mostró cosas interesantes en esta segunda parte del año. El proceso iniciado por Javier Torrente ha forjado bases importantes de cara al futuro, pero necesita de refuerzos y de la salida de varios jugadores que no rindieron en el equipo.

Los que deben salir

Los jugadores que deberían salir son: Luis Carlos Murillo, Sebastián Peco, quien llegó con cartel de goleador, pero no cumplió con las espectativas, y Jhon Valoy. Nombres que poco aportaron y que el técnico debería considerar en mantener o dejarlos ir.

Los que se deben quedar

Johan Arango fue uno de los jugadores más importantes de Once Caldas, pero hay que saber manejar su parte disciplinaria para tener la mejor versión de Johan. Otros que deben quedarse son: José Cuadrado, Juan Carlos Henao, que renovó un año más y se adjudicó la cifra de 600 partidos con el plantel blanco y Marlon Piedrahita, clave en el planteamiento del once titular.

Patricio Perez mejoró y es considerable a seguir, Freddy Salazar debe ir con calma y darse cuenta de su gran calidad con la pelota. Óscar Estupiñan, a mejorar para obtener más minutos en cancha. Harrison Henao se muestra como un líder del plantel y en este torneo llegó a más de 200 partidos con el onceno de Manizales.

Miras al 2016

2016 debe ser el año de la consolidación de la era Torrente. La idea ya está sembrada en los jugadores y a falta de varios refuerzos, se puede conformar un equipo que luche tanto la Liga como la Copa, para lograr así un cupo a torneos internacionales. Una cita que el hincha 'albo' extraña.

VAVEL Logo