Zona defensiva ‘verdolaga’
Fotomontaje: Allan Pineda

El hecho de que solamente le hayan marcado nueve goles en lo que va del semestre a Atlético Nacional, no es suerte, tampoco mala definición de los rivales y mucho menos mala puntería de los delanteros contrarios, es todo lo contrario, un buen trabajo planteado por parte del cuerpo técnico, que sin duda priorizó solidificar la zona defensiva por encima de las demás.

A continuación, Vavel le contará los perfiles de cada jugador y su manera de jugar

Alexis Henríquez: con 32 de edad, es quizás el líder en la zona defensiva de Atlético Nacional, sus constantes cortes a ras de una tarjeta amarilla, el buen juego aéreo que tiene y la manera como intenta sacar al equipo de atrás, lo convierten en un jugador de vital importancia en el esquema táctico de Reinaldo Rueda y Bernardo Redín.

Óscar Murillo: es el ejemplo de la perseverancia y la constancia en el trabajo. El ex jugador del Deportivo Pereira tuvo una lesión que lo alejó de las canchas durante casi seis meses de las canchas, pero él, se centró en la recuperación y de a poco fue volviendo al nivel que se le conoció en la era Osorio. Murillo, se caracteriza por ser rápido, por la anticipación que tiene a las jugadas ofensivas del rival y por tener un óptimo cabezazo defensivo y ofensivo.

Francisco Nájera: aunque inició como titular y capitán este semestre, con el paso del tiempo y en una sana competencia, Henríquez le ganó la titular en los entrenamientos matutinos. En los partidos que disputó, Francisco demostró coraje y buen estado físico, lo que sin duda lo llegó a consolidar en la posición de defensa central. También desarrolló de buena manera la tarea de hablar y dirigir sus compañeros en la zona posterior.

Davisón Sánchez: los pocos partidos que disputo como defensor central el jugador juvenil de la Selección Colombia Sub 23, llevaron a que más de uno pensara en que cualquier momento o circunstancia adversa de un compromiso, Sánchez podría sacar la casta para cualquier tarea que el cuerpo técnico necesitara. El 1,83 metros de estatura que tiene Davisón, hace pensar en un buen dominio de juego aéreo por parte del jugador cauqueño.

Miller Mosquera: el jugador que tuvo una importante continuidad con Juan Carlos Osorio de DT, ha mostrado en los compromisos que la madurez la lleva siempre cuando lo requiere el compromiso. Aunque con Reinaldo Rueda no ha jugado mucho, Mosquera trabaja de manera ardua para intentar ganarse un puesto en la posición de defensa central.

Diego Peralta: el jugador que llegó cuando Osorio era el técnico de Nacional, ha estado durante casi todo el semestre lesionado del hombro izquierdo, luego de la cirugía que se le hizo y según lo informó el departamento médico, Peralta está recuperando su forma futbolística que se le conoció en torneos anteriores, con el fin de que su DT Rueda, pueda ubicarlo de titular o en el banco de suplentes en uno de los dos partidos de la final. Diego tiene características de ser rápido y ágil en los mano a mano, y ser un buen cabeceador en general.

Gilberto García: el lateral izquierdo es una de las piezas fundamentales para el profesor Rueda. Porque cuando los volantes necesitan descargar el balón hacia una banda por presión del rival, García siempre está en el costado derecho esperando el pase para centrar o desbordar. Un ejemplo de lo anterior, es el segundo gol que hizo Jefferson Duque ante el Medellín, tras un centro que él mismo ejecutó. También es aplicado en la marca cuando el compromiso lo necesita, como ante Deportivo Cali o el mismo Medellín, y el plus con el que cuenta el ex lateral de la Selección Colombia, es el tiro libre, como en el segundo gol ante los ‘azucareros’.

Farid Díaz: el lateral que comenzó su carrera futbolística en el recién ascendido Atlético Bucaramanga, cada partido que disputa muestra lo que necesita un jugador en el terreno de juego. Los continuos desbordes por el costado izquierdo siempre le han creado un problema a los equipos rivales, porque Díaz además de tener velocidad, también tiene dominio de balón y buena visión sobre las jugadas, por eso cuando lo necesita, propone paredes con sus compañeros y siempre va a buscar el balón con convicción de ganarlo, pero a eso también hay que agregarle el buen manejo defensivo que tiene por su banda.

Juan David Valencia: sin duda uno de los habituales titulares de Juan Carlos Osorio. Valencia, es un jugador que tiene un excelente desborde por el costado izquierdo, fuerte remate de larga distancia y que cuando su equipo y el compromiso lo necesitan, se puede convertir en un volante más de peso ofensivo que defensivo. Con Reinaldo Rueda no ha tenido continuidad, pero a nadie le cabe duda de que puede ser una importante variante en las finales que disputará su equipo.

Daniel Bocanegra: primero la defensa y luego el ataque. Esas son las principales variantes de juego con las que conocen al lateral derecho ‘verde’.  Si las circunstancias del compromiso ameritan defender el costado derecho, Bocanegra es el encargado de comandar la misión y lo ha hecho bien, como en el juego de ida ante Deportivo Cali, en el que no dejó que progresara el juego ofensivo por su costado. Al igual que su compañero Gilberto García, Daniel también tiene un buen remate de larga distancia, y conoce la posición de defensor central, lo que hace al jugador paisa aun más polivalente.

Cada uno de los anteriores jugadores puede ser la gran novedad en los compromisos que va a afrontar Atlético Nacional en la final de la Liga Águila ante Junior de Barranquilla. Día a día trabajan para convencer al cuerpo técnico de que son los ideales para tener puesto en la formación titular. 

VAVEL Logo