Hace tres años Millonarios se coronó 14 veces campeón
Estrella 14

24 años, eso fue lo que duró Millonarios tratando de llegar a obtener la estrella 14, aquella que lo dejaría como líder absoluto del fútbol colombiano, aquella que le daría una alegría a muchos hombres, mujeres, niños y niñas, que aman con todo su corazón a aquel equipo, que los hace temblar, que los llena de alegrías y de tristezas, y que en ocasiones da minutos de gritos y de silencio.

Hoy se cumplen tres años de que la capital del país entrara en un colapso absoluto, en donde todos los hinchas no solo de la capital sino de todos los paises, se reunieron o fueron al estadio para ver jugar al equipo que los hace respirar, llevando con ellos la esperanza de que al finalizar aquel encuentro, Millonarios y toda su hinchada durmiera con una sonrisa con sabor a victoria esa noche.

Futbolred

El día tan anhelado

Llegó el 16 de diciembre del 2012 y la ciudad de Bogotá se veía totalmente azul. Los hinchas de Millonarios portaban su camiseta con orgullo, y la sonrisa en su rostro dejaba ver la esperanza que tenían de llevarse el título que acabaría con 24 años de sequía en la Liga colombiana.

A pesar de que el partido era en casa, algo que beneficiaba mucho a Millonarios, se sabía que el equipo rival, Independiente Medellín, no iba a ceder tan fácil e iba luchar por lo que quería. Fue un partido intenso para todos los hinchas, en donde cada llegada al arco rival paralizaba el corazón y dejaba escapar un grito potente que hacía doler la garganta.

Pero el dolor no importaba, porque en ese momento lo importante era que Millonarios saliera campeón y le diera esa alegría no solo a todas las personas que se encontraban en el estadio alentando al equipo, sino que también iba a ser para todos los que se habían reunido en el Parque Simón Bolivar porque no pudieron entrar al estadio y también a todas esas personas que disfrutaron el partido desde su hogar.

Pasionfutbol.com

El partido no fue fácil de vivir, se sentían los nervios y las ansias por todos lados, pero la tranquilidad llegó cuando Wilberto Cosme anotó el gol que le daba la victoria a Millonarios en ese momento.

La alegría se sentía por todos lados, pero esta no duraría tanto. Pocos minutos después el Independiente Medellín empató, dejando claro que el partido aún seguía y que ellos también lucharían por la victoria.

Un leve suspenso se vivió el resto del partido y los nervios se sentían, pero eso no fue nada, porque el verdadero suspenso comenzó en los penales que definirían al campeón del 16 de diciembre del 2012.

Al dar el pitazo que anunciaba los penales, los hinchas de Millonarios no sabían que hacer; la tensión se sentía en el aire, mucho comenzaron a rezar, a otros se les escurrían las lágrimas de solo pensar en que la estrella sería definida desde el punto en el que nada está escrito.

Colombia.com

El primer jugador en llevar a cabo el penal para el equipo azul fue Wason Rentería, quien tranquilizó un poco a la hichada anotando el primer penal que los estaría acercando a la estrella 14. La alegría fue infinita, todos los hinchas gritando y celebrando este primer penal, pero los nervios comenzaron otra vez cuando el Medellín también anotó su primer penal.

El segundo jugador en cobrar fue Pedro Franco, quien anotó y puso gritar nuevamente al estadio. Los hinchas estaban a la espectativa de lo que iba a pasar en el siguiente cobro, pues era el turno del Medellín y lo que los hinchas azules estaban esperando era que la suerte no los favoreciera y el balón no quedara al fondo de la red. Los rezoz de los aficionados fueron escuchados y el jugador del Medellín cobro y el balón pegó en el palo, la ventaja en ese momento era del equipo azul.

El tercer jugador en cobrar fue Juan Esteban Ortíz, quien también anotó para Millonarios. La oportunidad ahora era para el Medellín quien esta vez no desaprovechó la oportunidad y anotó el penal. El cuarto jugador en cobrar fue Omar Vásquez a quien el arquero rival le tapó su cobro. Así fue como la serie se emparejó y Millonarios perdió su ventaja.

El Medellín cobró nuevamente y anotó. El quinto jugador en cobrar fue Harrison Otálvaro, quien no dudó y anotó el penal. Los visitantes también anotaron el penal siguiente, lo que seguía dejando empatada la serie. El sexto jugador en cobrar para el equipo azul fue el arquero Luis Delgado, un guerrero no solo por volar de palo a palo protegiendo el arco azul, sino que a pesar de que su esposa se encontraba muy enferma por el cáncer, él siguió luchando por el equipo. Lucho anotó el penal que debajaba más cerca a Millonarios de la estrella 14.

Llegó el penal definitivo, si Medellín anotaba la serie seguia, pero si no anotaba Millonarios quedaba campeón. El jugador tomó distancia y le pegó al balón. En este momento el corazón de todos los hinchas se detuvo, pues este era el penal que podía quitarles el sufrimiento y darles una nueva alegría. Al final el cobro fue tapado por el arquero Luis Delgado, dándole así una nueva victoria y una nueva estrella al equipo embajador.

Millonarios se coronó campeón y la celebración fue monumental.

Ecbloguer.com
VAVEL Logo