Alegría Nacional
Nacional amaneció como el equipo más ganador del fútbol colombiano. | Foto: AS

Atlético Nacional tenía una cita con la gloria, el presente futbolístico le sonreía y pese a la derrota sufrida en Barranquilla, tenía el reto de remontar un marcador adverso para ir de cara a la felicidad. Desde muy temprano, un mar de hinchas verdes fueron llegando al Estadio Atanasio Girardot. Todos vestidos con lo mejor que tenían del conjunto antioqueño para presenciar un hecho histórico, lo que más me impactó es que no había triunfalismo ni excesos de confianza, propios en equipos otroras que se quedaron en la puerta del éxito. 

Se abrieron las puertas del 'coloso de la 74', y como buenos invitados a la fiesta, todos los hinchas ya sabían que su trabajo era ser la fuerza para que los jugadores hicieran su trabajo y lograran una nueva estrella en el firmamento verdolaga. Fueron pasando las horas, incomodó la logística del club que no fue muy diligente en cuanto las filas de acceso, es algo que debe ser tenido en cuenta para la comodidad de los espectadores. 

Gol de camerino y júbilo verde

Llegó la hora del puntapié inicial, tras una salida espectacular, un mosaico de papelitos verdes, blancos y negros adornaron las diferentes tribunas, las copas exhibidas y los extintores de colores fueron el acompañante perfecto del bello himno antioqueño, el "Oh libertad, oh Nacional" se escuchó fuerte e intimidante al rival, tanto así que sin haber pasado el primer minuto, Marlos Moreno en una jugada personal luego de un pase quirúrgico de Macnelly Torres para decretar el 1-0 y el empate a dos en el global. Pero el gol de Moreno fue obra de la hinchada que impulsó más que nunca al local. 

El resto del partido tuvo grandes ocasiones, sobre todo para Nacional, Junior planteó un partido para no perder y defender el resultado positivo en la ida, pero no contaron con ese tanto de camerino y Alexis Mendoza tuvo que echar mano a un nuevo planteo táctico. Tras 93 minutos de juego en el que la mitad del campo y la férrea marca de ambos conjuntos, llegan la lotería de los penales, como en el 2004 y en el 2014-I. El mismo arco sur y con resultados agridulces. 

Llegó la lotería de los penales 

Llegó el primer lanzamiento juniorista, Franco Armani se viste de héroe atajando. Llega el turno para Daniel Bocanegra, con un cobro similar ataja el arquero Sebastián Viera, llega el turno para el cuadro 'tiburón', Luis Narváez ejecutó sin problemas, Yimmi Chará con decisión igualó el marcador, la visita se puso en ventaja por obra del paraguayo Roberto Ovelar, el venezolano Alejandro Guerra puso el 2-2 parcial. El turno era para Guillermo Celis, con un cobro con mucha fuerza pero sin colocación se fue desviado.

La hinchada rugía de alegría, se veía que estaba cerca la consagración. Sebastián Pérez de gran semestre era el encargado de cobrar, sin problemas puso el 3-2 parcial, llegó el último cobro para la visita, en los pies de Gustavo Cuéllar quedaba la responsabilidad de seguir con vida. El barranquillero cobró, pero Armani contuvo sin problemas el remate para lograr el triunfo histórico y graduarse de ídolo. 

Finalmente, la fiesta tuvo su clímax con la estrella 15, felicitaciones a todo el cuerpo técnico, jugadores y directivos por la campaña de casi 70% de rendimiento, 55 puntos y con el goleador del torneo Jefferson Duque, con este resultado Nacional se clasificó a la Copa Libertadores 2016 y tiene la oportunidad de lograr un cupo a la Copa Sudamericana del mismo año, si supera al Deportivo Cali en la Superliga Águila.

VAVEL Logo