Ernesto Hernández, el guardián del arco azucarero
Foto: VAVEL

Ernesto Exequiel Hernández Orcina, en el 2015 llega al Deportivo Cali, a convertirse en uno de los mejores arqueros de la liga, el año del profeta, fue muy regular en los partidos en los que tuvo acción, este es su balance.

En diciembre de 2014, llegó procedente del Atlético Huila, club en el que habia sido dirigido por Pecoso Castro. Previo a esta experiencia, Ernesto se había desempeñado en la Uniautonoma de la segunda división.

En el primer semestre del año 2015, juega un total de 24 partidos, atajando 78 balones sin dar rebote, fue fundamental en el título del primer semestre, atajando el último penal en la serie contra millonarios, levantándose campeón en Medellín.

En el segundo semestre de este mismo año, juega 22 partidos en total, atajando 89 balones directos a portería sin dar rebote, en este semestre recibió 29 goles en total, su defensa no ayudo mucho en el semestre.

Como curiosidad, el profeta tapó dos penales en las instancias definitivas, en las semifinales del primer semestre le tapó un penal al arquero de Millonarios Luis Delgado, con ese penal el Cali llegó a la final y en el segundo semestre, le atajó un penal a Jefferson Duque, que solamente sirvió para empatar ese partido.

Hernández en el 2015: Jugó un total de 46 partidos, el jugador que más actuó en el Cali, atajó 167 balones directos al arco, un porcentaje de 74.4% de atajadas, 474 pases totales, acertó el 88% de pases largos, una precisión del 45%. Jugó un total de 4140 minutos en cancha, solamente vio cuatro tarjetas amarillas.

El charrua, se ganó con creces la confianza del entrenador, el respeto de sus compañeros y el cariño de toda la hinchada verdiblanca. A su vez, el uruguayo hizo méritos para que le sea renovado su contrato con el Deportivo Cali. El club esta dispuesto a ofrecerle una extension del contrato hasta la finalización del año 2017.

VAVEL Logo