Nacional fue demasiado para un impotente Huracán
Debido a las ausencias de Macnelly Torres y Alejandro Guerra, Marlos Moreno se calzó la diez | Foto: AFP

Mucho se habló en los días previos sobre los buenos resultados que Nacional ha cosechado en Argentina por Copa Libertadores. El equipo que dispuso Reinaldo Rueda en su visita a Parque Patricios parecía corresponder a la obligación histórica de sumar puntos de visitante. Desde el primer minuto mostró pinceladas de juego colectivo y quiso adentrarse en terreno de Huracán. Sin embargo, los dirigidos por Eduardo Domínguez no se quedaron atrás y aprovecharon las dudas en defensa del equipo verde.

No apto para cardíacos

Foto: Cancha llena
Foto: Cancha llena

A los cuatro minutos fue Cristian Espinoza el que probó a Franco Armani de media distancia. Un minuto después Marcos Díaz le negó el gol a Marlos Moreno. A los 13' un error de Henríquez que terminó en tiro libre dio pie para una espectacular atajada de Armani ante el buen disparo de Daniel Montenegro.

El globito, lejos del fútbol especulativo y conservador de la última Copa Sudamericana -donde fue subcampeón ante Independiente Santa Fe-, propuso un partido de ataque constante. Nacional y Huracán intercambiaron golpes todo el primer tiempo, siendo el local el equipo que más cercano parecía al gol.

Como en el colegio

Foto: El tiempo
Foto: El tiempo

Sacó Alexander Mejía desde atrás. Andrés Ibargüen recibió en mitad de cancha y se fue arrastrando marcas hasta tres cuartos de terreno. Marlos Moreno hizo la diagonal, recibió el pase y se vio cara a cara con el golero. El canterano, con la tranquilidad de los viejos, fusiló abajo al primer palo.

La parcial verdolaga en el Ducó y quienes seguían el partido por televisión se rompieron la garganta gritando ese gol con sabor a desahogo. Mientras tanto, Marlos Moreno se reía con cara de haber hecho una travesura.

Buen juego y pierna fuerte

Federico Mancinelli capitán de Huracán vio la roja a pocos minutos del final. | Foto: AFP
Federico Mancinelli capitán de Huracán vio la roja a pocos minutos del final. | Foto: AFP

La presión era del local, eso lo sabían muy bien Rueda y Redín. Sin cambios salió Nacional a la segunda parte. No se echó atrás pero tampoco se apuró en aumentar la ventaja. Los espacios se fueron dando solos: se juntaron los que saben para despedazar la defensa local

Por fortuna para Huracán esto no se reflejó en el marcador: Marlos Moreno estrelló un balón en el palo, otro en las rodillas de Marcos Díaz y otro en los carteles de publicidad. Jonathan Copete falló dos goles increíbles. Víctor Ibarbo tampoco pudo concretar la que tuvo.

Y como suele darse en los partidos de la vieja y querida Copa Libertadores, los ánimos se fueron caldeando. Insulto va, puñetazo viene, ambos equipos apelando a las entradas duras para hacerse a la pelota.

El principal damnificado de este juego brusco fue el quemero: a los 71 minutos Mancinelli entró con los tapones de punta contra la tibia de Marlos Moreno y el juez chileno no dudó: roja directa. No hubo lugar a protestas.

Liquidado

Orlando Berrío, tal como en Rosario ante Newell´s en el 2014, ante Huracán volvió a marcar. | Foto: Publimetro
Orlando Berrío, tal como en Rosario ante Newell´s en el 2014, ante Huracán volvió a marcar. | Foto: Publimetro

Con la pelota, el marcador a favor y un jugador más, Nacional se envalentonó y logró ampliar la ventaja. Eran tres los jugadores que apretaban la marca de Marlos Moreno cuando este se la sirvió a Orlando Berrío que venía de atrás. Marcos Díaz salió disparado a cortar pero no pudo hacer nada: el 28 llevó la pelota hasta la línea y la empujó para cerrar el partido.

Nacional siguió llegando con toda facilidad a puerta sin poder aumentar la ventaja. Huracán, resignado, dejó correr los minutos.

Con el pitazo del juez central el verdolaga llegó al primer lugar del grupo 4, debido al empate a uno de la semana anterior entre Sporting Cristal y Peñarol. La próxima noche de Copa para Nacional será el martes 1 de marzo ante los peruanos en el Atanasio Girardot.

VAVEL Logo