Un empate que alimenta el suspenso
Alejandro Guerra fue el mejor jugador de la cancha, el venezolano se mostró líder en el mediocampo. | Foto: CONMEBOL

Nuevamente el "palacio" Tomás Adolfo Ducó de Buenos Aires era el escenario para que Huracán y Atlético Nacional tuvieran su tercer duelo por la Copa Libertadores 2016. El peor de los segundos recibía al mejor de la fase de grupos con la idea de mostrar más fútbol del que se vio hace una semana en el Atanasio Girardot cuando 'quemeros' y 'verdolagas' no se sacaron ventajas en un empate sin goles. 

El comienzo del partido fue de estudio para ambos rivales, en la propuesta inicial Huracán planteó un partido para controlar el centro del campo y enviarle balones filtrados a su goleador Ramón Ábila. Daniel Montenegro y Cristian Espinoza eran los encargados de generar fútbol y movilidad al local. Por su parte, Nacional salió con Alejandro Guerra como eje principal del equipo, sumado al juego por las bandas de Jonathan Copete y Orlando Berrío con un delantero definido, el samario Luis Carlos Ruíz

Pasaban los minutos y el partido transcurría cortado, con jugadas aisladas pero poco concretas por parte del local, Ábila se encontraba con un muro defensivo bien confeccionado por Felipe Aguilar y Davinson Sánchez. No pasaron quince minutos cuando Alexánder Mejía tuvo un altercado con "Wanchope" y vio la tarjeta amarilla tanto el como el argentino. 

Alejandro Guerra era el socio de todos en la visita, por los pies del venezolano llegaron las ocasiones más claras que tuvieron para irse al frente del marcador pero un gran juego de la zaga 'quemera' privó que llegaran con oportunidad de batir la meta de Marcos Díaz

El primer tiempo finalizó con más penas que alegrías para ambos conjuntos, la falta de precisión generó bostezos y parecía ser el tercer tiempo de lo visto en Medellín la semana anterior. Se notaba que los dos equipos estaban muy estudiados, las falencias en la zaga eran mínimas y una desconcentración bastaba para que alguno se llevara la victoria. 

La segunda mitad no fue diferente a la primera, Huracán se replegó y le entregó el balón a Nacional que hasta el minuto 75 con la inclusión de Víctor Ibarbo tuvo variantes en el ataque y volvió a inquietar el arco de Díaz. Finalmente un empate sin goles que estira el suspenso a la ciudad de Medellín donde con el calor de su gente, Nacional espera disipar esos nubarrones que lo han venido aquejando en su juego las últimas semanas. 

Franco Armani el cerrojo argentino

Foto: Atlético Nacional
Foto: Atlético Nacional

Capítulo aparte para Franco Armani, el nacido en Casilda fue profeta en su tierra y con dos intervenciones asombrosas impidió una derrota en el epílogo del encuentro. Armani suma 719 minutos sin recibir gol. Además contribuyó para que Atlético Nacional lograra un récord de 8 partidos sin recibir gol, igualando la marca de equipos como Sao Paulo en 2010 y Estudiantes en el 2009. Curiosamente ambos equipos tuvieron destacadas actuaciones en esas ediciones de la Copa Libertadores. 

Atlético Nacional viajará mañana a territorio colombiano para concentrar sus fuerzas en el juego del próximo domingo 1° de mayo por la fecha 16 de la Liga Águila ante Atlético Huila en Neiva y el compromiso de vuelta por los octavos de final ante Huracán, a disputarse el próximo martes 3 a las 7:45 p.m. En el estadio Atanasio Girardot. 

VAVEL Logo