Más juego individual que colectivo
Foto: César Flórez - Vanguardia Liberal

Teniendo en cuenta que Jaguares ganó 2-1 ante Santa Fe, el onceno que dirige José Manuel ‘Willy’ Rodríguez sabía de ante mano que no podía empatar ni perder, lo único que le servía era ganar, pero no fue así y volvió a igualar. Ahora con este empate, Jaguares se vio beneficiado y el onceno bumangués perjudicado, porque ahora solamente los separa un punto en el tema del descenso.

Muy lejos de aquella idea que se le vio durante el Torneo Águila del año pasado, Atlético Bucaramanga demostró una vez más que le cuesta mantener un resultado, también el juego colectivo durante todo el compromiso y que persisten los mismos errores defensivos que se han visto durante el semestre.

Para revisar con lupa

Las descoordinaciones en la zona defensiva y otros factores de juego: porque cuando no es una pelota quieta en la que sacan provecho los rivales, es un balón filtrado en el que buscan ganarle la espalda a ambos laterales; también le está costando presionar e imponer condiciones desde el principio del compromiso y durante los mismos, se ve más individualidades que juego colectivo.

Escasez de ideas ofensivas y colectivas 

Si algo quedó claro en el equipo de la ‘ciudad bonita’, es que un solo jugador no puede generar juego colectivo y ofensivo durante todo el compromiso, necesita un socio para hacer esa función, un ejemplo de lo anterior es la manera en cómo se asociaban Jhon Pérez y Daniel Cataño en el torneo de ascenso.

Lo más positivo de la noche 

Una vez más Marcos Aguirre mostró que puede sacar el equipo hacía la ofensiva, que tiene buen trato del esférico, pero que le falta juntarse más con sus compañeros o que ellos estén en el mismo nivel que él tiene durante el compromiso que están disputando. Así mismo, Maicol Balanta sigue desbordando por su zona de manera rápida y eficaz, así quedó evidenciado en el gol que le daba la victoria parcial a su equipo ante los 'azucareros'. 

VAVEL Logo