Camino a la semifinal: Deportivo Independiente Medellín
Fotografía: Cultura DIM

Tuvieron que pasar 13 torneos cortos para que el Deportivo Independiente Medellín volviera a clasificarse de primero en Liga; no sucedía desde 2009, cuando en el segundo semestre finalizó el primer lugar de la tabla y en diciembre fue campeón.

El inicio en el cartamen no fue el esperado, pues Medellín comenzó empatando con el recién ascendido Bucaramanga y en la fecha siguiente perdió como local contra Atlético Junior.

Pero, después del regular inicio, el DIM se repuso en la tercera fecha ganándole a Envigado en su casa con un gol de tiro libre de Mauricio Molina. Incluyendo ese partido, fueron ocho al hilo sin perder, con cuatro victorias y cuatro empates, incluyendo una paridad ante su clásico rival: Atlético Nacional.

Después de la primera mitad, ya en la fecha 11, los de Leonel volvieron a caer, esta vez en el Departamental Libertad frente a Pasto. Esa fue la última derrota del Medellín en el todos contra todos y, con un saldo de siete victorias y dos empates en las últimas nueve fechas, se consolidó como el líder de la Liga Águila en la fase regular.

Un hueso duro de roer en cuartos

El sorteo de los cuartos de final le deparó al DIM un choque contra el Deportivo Cali, con la ventaja de cerrar la llave en casa. De esta manera, ambos clubes repetían el duelo del 28 de febrero, cuando empataron a un gol en la séptima fecha del todos contra todos.

En el Palmaseca, la victoria fue para los Azucarerosquienes salieron a su casa con el interés de sentenciar la serie desde la ida, dando muestras de ello cuando a los 24 minutos ya iban ganando 2-0 con goles de Hárdol Preciado y Rafael Santos Borré.

El respiro para el Medellín, que no encontraba aún el fútbol que lo clasificó de primero, llegó a los 63' por cuenta de 'La Goma' Hernández, quien marcó tras pase de Christian Marrugo, dejando así la llave abierta de cara al choque en el Atanasio Girardot.

Y fue en casa donde el Poderoso le encontró la vuelta a la llave. Apenas a los 14 minutos, Hernán Hechalar ya había marcado la paridad en la serie de cuartos de final y fue Mauricio Molina el encargado de sellar la clasificación del elenco paisa con un cabezazo lapidario al minuto 62'. 

Lo que viene para Medellín es abrir mañana la serie de visitante contra Cortuluá y definir el pasaje a la final en el estadio que ha convertido en una fortaleza, pues solo ha perdido un partido como local en esta Liga y fue en su cancha donde venció a su rival de mañana en la cuarta fecha.

VAVEL Logo