Pudo ser más
Foto: Futbolred

A pesar de las ausencias que lo hicieron ver más que permeable y dubitativo en la llave que lo enfrentó a Rionegro Águilas en esta fase final, Atlético Nacional salió ayer al gramando del estadio Metropolitano a dar un concierto de superioridad táctica y ejecución del plan de juego, aunque no lo supo plasmar en el marcador, ante un Junior que con la localia a su favor terminó rescatado un empate que sabe a victoria por lo mostrado durante el juego por ambas partes.

Desde el inicio, los dirigidos por Reinaldo Rueda mostraron las cartas del plan ingeniado durante la semana, orden y despliegue eran las bases a seguir para imponer condiciones en un estadio que siempre se complica por múltiples factores externos. 

Bien fue que Junior comenzará a buscar incesantemente la ventaja para que los 'verdolagas' dieran manejo al juego de inmediato, controlando cada detalle en la elaboración, cuidando la posesión y finalizando las jugadas en el arco contrario. Junior cayó en el desespero de no hacerse con el balón, pronto se arrincono como señal de incomprensión ante el planteamiento rival y tras una jugada de asociación y derroche de capacidad individual por parte de Andrés Felipe Ibargüen, llegó la anotación de Daniel Bocanegra que cayó al espacio sentenciando la pronta ventaja visitante.

Pasados los 25' minutos de la primera parte la ansiedad y desespero se apoderaban del estadio y los jugadores del elenco local, los ataques terminaban en la solida línea de volantes que planteó Nacional y el delantero paraguayo Roberto Ovelar poca acción lograba ver, borrado por el gran desempeño del  defensor verde, Alexis Henríquez.

Nacional continuo con el dominio, cada incursión era una daga en la defensa tiburona, carrileros, volantes y delanteros sumaban no solo en número sino en calidad en pro de la posesión y orientación del juego, pero rápidamente emergió la figura de la noche, el portero uruguayo Alexis Viera, para evitar en más de una ocasión que el visitante extendiese la ventaja.

Solo hasta el comienzo de la segunda parte Junior mostró signos de despertar ante el claro dominio rival, los dirigidos por Alexis Mendoza salieron con otra intención y personalidad, a buscar el empate que los mantuviera vivos en la llave. Sumando ocasiones y elementos en la fase ofensiva logro acercarse al arco protegido por Franco Armani, quien de nuevo, como en tantas noches lo ha hecho, supo responder cuando fue exigido.

Los factores externos que conllevan jugar en Barranquilla comenzaron a doblegar a Nacional, el calor y el estado del campo reflejaban signos de fatiga en los  visitantes, sin embargo el DT Rueda no cambiaba piezas en el equipo. A pesar de esto, Nacional continúo llegando esporádicamente y tuvo como sentenciar de nuevo la serie, pero la eficacia fue el elemento que no se hizo presente a favor del ‘verde’ en la noche anterior.

Junior siguió con la arremetida de hombres y pelotazos, las faltas al borde del área eran cada vez más constantes y el peligro en el arco de Armani no se hacía esperar, hasta que en una de tantas el defensor central del ‘tiburón’ Jorge Arias impactó la pelota que luego seria desviada por Vladimir Hernández venciendo así la resistencia de Franco Armani y empatando a un gol el compromiso a poco del final.

Ya en el epilogo del juego ambos intentaron buscar algo mas, Nacional con el resto físico que le quedaba y Junior con el ahínco que venía desde las tribunas, pero el pitazo final decreto el empate y, por lo mostrado en el juego en cuanto a superioridad por parte de Nacional, una leve ventaja para el local. 

De nuevo un enfrentamiento entre Junior y Atlético Nacional llega al Atanasio con mucho por jugarse, abierta, y con la promesa de buen futbol de parte y parte.

VAVEL Logo