Análisis del partido Atlético Nacional vs. Junior de Barranquilla
Foto: Gillermo Ossa - El Tiempo

Ambos equipos llegaban con la necesidad de intentar anotar durante los 90 minutos, para evitar los sufridos tiros desde el punto penalti.

Para muchos, se enfrentaban los dos mejores equipos de la temporada en esta semifinal, cosa que hacía pensar que el partido sería un encuentro lleno de emociones para ambos bandos, pero no fue así, por lo menos para el local, Atlético Nacional.

Reinaldo Rueda sorprendió con la nómina titular, ya que incluyó a Sherman Cárdenas como un volante recuperador -al lado de Alexander Mejía-, siendo este más un volante de armado o un extremo.

El 'verde' arranco el partido apostando por un juego directo, siempre buscando la velocidad de Orlando Berrío y por el otro lado los enganches de Andrés Ibargüen.

Por el lado derecho del ataque 'verdolaga', Berrio fue muy referenciado y no pudo apostarle a esa velocidad que lo caracteriza, y cuando llegó a línea de fondo se equivocó en el centro, perdiendo el esférico en muchas oportunidades.

Ibargüen no tuvo suerte en su función, intentaba enganchar a los jugadores del cuadro barranquillero, pero estos siempre estaban atentos y recuperaban fácilmente la pelota. Cuando el extremo del equipo paisa lograba encarar a algunos jugadores, se equivocaba en el pase a algún compañero y así terminaban los avances ofensivos.

Paralelo a esto, Alexander Mejía era superado numéricamente por jugadores de Junior, quienes intentaban atacar de rápida, esto hacia que Nacional corriera peligro en su arco y por poco, en varias ocasiones, le anotan un gol.

Al comenzar el segundo tiempo el técnico Rueda ingresó en la formación a Gilberto García, sacando a Víctor Ibarbo. Daniel Bocanegra acompañó a Mejía en ese vacío del medio campo, mientras que el santandereano Sherman Cárdenas subió como un extremo izquierdo.

Estos cambios funcionaron en el arranque del segundo tiempo, donde Nacional salió a proponer, intentando buscar en gol que lo clasificara a la gran final, pero con el paso del tiempo, el ataque fue disminuyendo y cada vez había menos peligro en el arco de los 'tiburones'.

El que más insistía en Nacional era Macnelly Torres, en los minutos finales, pues buscaba filtrar balones a los delanteros, con el fin de generar alguna opción con peligro.

En los minutos finales, los jugadores locales, buscaron totalmente el gol. Alexis Henríquez subió y se quedó en el área rival como si fuera un delantero más, además, minutos antes Nájera había sido sustituido por Arley Rodríguez, lo que demostraba la intención de Reinaldo, ganar en los 90 minutos para evitar el lanzamiento desde el punto penalti.

Al final, el ansiado grito de gol no llegó y los equipos se fueron a definir la serie desde los penaltis, donde debido al fallo de Rodríguez por parte de Nacional y la posterior anotación de Barrera, Junior clasificó a la final de la Liga Aguila 2016-I.

VAVEL Logo