Marrugo se iluminó y la sexta para el Medellín  llegó
Foto: EFE

Medellín volvió a gritar campeón de nuevo. El poderoso venció 2–0 al Atlético Junior en el Atanasio, y tras dejar el global 3–1, se quedó con la primera estrella del año.

Los dirigidos por Leonel Álvarez sabían que no podían dejar escapar esta oportunidad de poner a celebrar una estrella y desde el miércoles trabajó enormemente en el partido de ida sacando un empate en Barranquilla. Ahora en la ciudad de la eterna primavera, el rojo tenía la responsabilidad de buscar la estrella ante su gente, que acudió masivamente a las graderías del Atanasio Girardot.

El juego fue electrizante de principio a fin. Medellín salió a buscar el encuentro de entrada, pero Junior tomó la posesión del balón rápidamente y también se montó en el partido. Vladimir Hernández como es costumbre era el jugador a referenciar, pero Edison Toloza fue el hombre que manejó las acciones de ataque en el conjunto barranquillero, pero la puntería le falló y no pudo anotar. El local intentaba salir de esa presión pero no abría las bandas y se hizo más difícil penetrar a una defensa sólida. Pero pasada la media hora, Medellín se tomó un aire y empezó a inquietar el arco rival, fue al minuto 35 que llegó un saque de banda por parte de Marlon Piedrahita que aunque iba a quedar tranquilamente en las manos de Sebastián Viera, Iván Vélez prefirió rechazar al costado izquierdo contando con la mala suerte de que el balón quedaría en poder de Luis Tipton, que jugó con Luis Carlos Arias para que luego este mandara un centro que peinó James Sánchez y le quedará a Cristian Marrugo, que la bajó de pecho y la coloco con la zurda en el ángulo derecho del arco que defendía Viera. Inatajable para el uruguayo que no pudo evitar el uno por cero. De ahí en adelante, el rojo se hizo con el manejo del juego hasta finalizar el primer tiempo.

En el segundo tiempo, Junior empezó con otro ímpetu y encerró al poderoso en su terreno, pero sin la claridad que le caracteriza. Fue evidente la falta que le hizo Roberto Ovelar, que aparte de haber sufrido un desgarro en el partido de ida, estuvo enfermo y no pudo estar en el juego decisivo. Toloza anotó iniciando el segundo lapso, pero en posición adelantada y el gol fue invalidado. Leonel Álvarez corrigió a su equipo y mandó a la cancha a William Parra en lugar de Juan Fernando Caicedo, que volvió tras un mes de ausencia. Otra jugada polémica se presentó en el juego. Hubo un rechazo por parte de la defensa roja que quedó en Vladimir Hernández, que hizo el pase con el balón fuera del campo y Leiner Escalante mandó a la red. Para fortuna del Medellín, el árbitro Harold Perilla se percató e invalidó la acción. Los últimos minutos fueron de mucha tensión, pues Junior volvió a arrinconar al poderoso en su terreno y se fue en busca del empate. Leonel ordenó los cambios de Mauricio Molina y Andrés Mosquera para buscar tenencia del balón y asegurar su muro defensivo.

En el minuto 92, Sebastián Viera se fue en busca del milagro en un cobro por zona derecha, que fue rechazado y quedó en Juan David Cabezas, que inició un contragolpe fulminante y habilitó a Marrugo, que solo ante Juan Guillermo Domínguez, convirtió el 2-0 definitivo para bajar una nueva estrella del cielo para que Medellín la colgara en su escudo y sumara la sexta en casi 103 años de vida.

El título fue la consecución de un gran trabajo en equipo. En toda institución hay obstáculos para conseguir resultados y en el Medellín no hubo excepción. Las estadísticas dan testimonio de un campeonato bien exitoso: 26 partidos jugados, 14 de ellos ganados, 8 empatados y solo 4 perdidos. 42 goles anotados contra 23 encajados para una diferencia de gol de +19. Campaña redonda para el poderoso que volverá al ruedo dentro de dos semanas para iniciar la defensa del título conseguido.

VAVEL Logo