El regreso del hijo pródigo
Foto: goal.com

Un día como hoy pero en el año 2013, Pedro Camilo Franco, salía del Estadio Nemesio el Campín ovacionado por los hinchas azules. El zaguero bogotano de 22 años de edad, en ese entonces, emprendería camino hacia europa, más precisamente Turquía y aún más al Besiktas. 

La situación de Franco actualmente no es la mejor, pues, tanto en la Besiktas como en San Lorenzo de Almagro no tuvo la continuidad que necesita y su nivel ha decaído. En el club turco, donde emigró primeramente Franco tuvo continuidad, hasta que una lesión lo alejó del equipo y, su nuevo técnico, no le dio la confianza que necesitaba. En el año de 2015 se aprobó el préstamo a San Lorenzo, equipo donde tampoco pudo retomar su nivel debido a las pocas oportunidades que tuvo.

El zaguero bogotano de 25 años llegó este semestre a Millonarios cedido por el equipo turco por un año y con opción de compra, para reforzar una de las zonas delicadas del campo. Franco por su condición de ídolo no tiene el puesto asegurado en Millonarios, deberá empezar de cero y hacerse un lugar en el club que lo vió nacer. 

Franco tendrá la competencia de Andrés Cadavid y Carlos Henao, quienes fueron la pareja de centrales este semestre en Millonarios y no le será fácil ganarse el puesto.

VAVEL Logo