Aquel 1° de Julio para la historia
En una emocionante tanda de penaltis, Once Caldas se coronó campeón de la Copa Libertadores. | Foto: La Patria

El 1° de julio de 2004, es la fecha más importante de la historia del Once Caldas, ese día logró lo que parecía imposible, vencer al Boca Juniors de Carlos Bianchi en la final de la Copa Toyota Libertadores de América.

Aquella noche, Manizales se vistió totalmente de blanco y de la mano del profesor Luis Fernando Montoya alcanzaron una hazaña que estará siempre en la memoria del fútbol colombiano y fue que se convirtieron en el segundo equipo de nuestro país en lograr ganar dicha competición continental.

Once Caldas disputó 14 partidos, ganó 6, empató 7 y perdió uno. Anotó 17 goles y le convirtieron 10.

Este fue el gol de la euforia, el gol de la ilusión, el gol que hacía creer que se podía alcanzar tal sueño, el histórico gol de Jhon Viáfara.

Desde ese logro, han ocurrido muchos hechos, tanto deportivos como extradeportivos que inevitablemente han cambiado el rumbo del equipo. Se pasó de ser un modelo administrativo en el fútbol colombiano, a ser uno de los equipos con mayores deudas del medio.

El camino a la cima fue más que difícil

Juan Carlos Henao fue pilar fundamental en la consecución de la Copa Libertadores. | Foto: La Patria

En su segunda participación continental, después de la edición 1999 donde se clasificó como subcampeón colombiano y donde no pudo avanzar más de la fase de grupos. Once Caldas llegó a la edición 2004 como uno de los campeones colombianos del 2003, un título que le era esquivo hace 54 años.

El 'blanco blanco' integró el grupo 2 con Maracaibo de Venezuela, Vélez Sarsfield de Argentina y Fénix de Uruguay, finalizó como primero de su grupo. En octavos de final, enfrentó a Barcelona de Ecuador tras un empate sin goles en Guayaquil, la vuelta en el Palogrande dejó todo en la definición por penales, luego que igualaran a un gol. un 4-2 dejó como clasificado a los dirigidos por Luis Fernando Montoya.

Los cuartos de final fueron más que emocionantes, el Santos subcampeón de 2003 quería una revancha continental. Tras un empate a uno en el 'vila belmiro', todo quedaba a definirse en Manizales, un potente zapatazo de Arnulfo Valentierra depositó por primera vez al conjunto albo en las semifinales donde enfrentaría a otro equipo brasilero, el Sao Paulo.

Tras un empate sin goles en el mítico Morumbí, la vuelta en territorio caldense mostró un marco más blanco que el nevado del Ruiz. El gol de Herly Alcázar avivó la ilusión de los aficionados presentes en el estadio Palogrande, pero Danilo igualó las acciones y la incertidumbre se adueñó, hasta el último minuto donde Jorge "Sofasa" Agudelo anotó el gol que le daba el paso a la gran final donde enfrentaría al poderoso Boca Juniors de Argentina, vigente campeón.

En 12 años tan sólo se ganaron dos torneos locales más, participando en cuatro ocasiones en la Libertadores, donde en una oportunidad alcanzó los cuartos de final de la mano de Juan Carlos Osorio , fue en la edición 2011 donde cayó ante el Santos, futuro campeón.

La actual dirigencia, busca un proyecto autosostenible y empieza por depurar la nómina y no anunciar refuerzos para el nuevo torneo que empieza el domingo contra el Pasto.

Sin importar lo dicho anteriormente, el primero de julio siempre será un fecha para enmarcar en la historia del Once Caldas.

VAVEL Logo