Fortaleza en ilusión
Foto: Caracol Radio

La séptima fecha de la Liga Águila 2016-II abría su telón con el duelo de necesitados, Fortaleza y Boyacá Chicó midieron fuerzas en Techo en la lucha por no descender. Ambos equipos son últimos en la tabla de promedios y con el resultado de hoy están en igualdad de puntos, 98.

Tanto atezados como ajedrezados tenían la obligación de ganar en una lucha que no da treguas. No fue un partido lúcido desde lo futbolístico pero por supuesto, es bastantae agradable el hecho de que se hayan marcado tres goles entre dos rivales que pareciera inminente su caída a la segunda división.

Transcurridos 10 minutos de la primera parte, Boyacá Chicó se pusó en ventaja sobre Fortaleza. Yair Ibargüen marcó de cabeza la primera anotación del partido, aprovechando la mala salida del portero Nelson Ramos en un tiro de esquina corbado por el argentino Miguel Caneo.

Pero 14 minutos después, el rey del twitter consiguió  la igualdad por medio de Otero, quien pudo contral, eludir rivales en el área y definir sin mayores dificultades, la defensa de Chicó no apretó lo suficiente y recibieron un nuevo gol en contra durante este semestre. El segundo festejo de el equipo capitalino llegó de la mano de su capitán el día de hoy, Luciano Ospina remató  de cabeza en un cobro de esquina, el arquero García tan sólo pudo rozar con sus dedos ese balón que fue hasta el fondo de la red.

En la segunda mitad, Boyacá Chicó mejoró un poco su rendimiento y contó con opciones claras para empatar el partido. Sobre el final, Wason Rentería tuvo la más clara de todas. Mientras tanto, Fortaleza se empeñó en cuidar el resultado y se hizo sólido atrás para evitar que esta importante victoria se le fuera de las manos.

Así las cosas Fortaleza igualó en puntos a el cuadro ajedrezado en la tabla de descenso con 98 puntos, pero los atezados siguen siendo últimos por la diferencia de gol. Chicó por su parte sigue sin ganar en el presente semestre y con la anotación de hoy llegó a el segundo en la Liga, sin duda, los problemas defensivos y el poco volúmen de ataque hacen que la situación se complique cada vez más.

VAVEL Logo