Un tiempo sí, el otro no
Foto: AS Colombia

Era un partido clave en la era de Mario Alberto Yepes, el resultado ante el Deportivo Independiente Medellín era un termómetro importante para lo que se viene para el Cali

(También le puede interesar: Cumpleaños 42 de Arley Betancourt)

Varias dudas dejo en la semana, el día a día del Cali. Sí Aguilar y Benedetti serian titulares o por el contrario si mantendría la confianza en José David Lloreda y Daniel Giraldo. Pero Yepes recurrió a Lloreda y Aguilar, lo que en la primera parte le funcionó, y es que verdaderamente en el primer capítulo funcionó a la perfección. Un gol tempranero le dio la tranquilidad al Cali, para manejar a su antojo el partido en lo defensivo. La defensa del azucarera montó su cerco y supo superar los embates de un disminuido Medellín

En la segunda parte, se vendría la debacle para Mario Yepes y sus dirigidos. Las pelotas desde el costado izquierdo cobradas por Arias, llegaron al área y fueron un peligro inminente para la defensa del Cali, en la primera no se pudo sacar el balón y Hernández caza un remate para mandarlo al fondo de la red. Más tarde, otra vez Arias levantó un centro que conectó de cabeza Hernández ante la complacencia de Mera quien lo dejó habilitado. 

En el medio de estas anotaciones, la expulsión infantil de Luis Manuel Orejuela quien le puso los taches en el pecho a Arias para irse directo a los camerinos. Con esa situación, Yepes no supo administrar su banquillo. Saca a Roa para incluir a Castrillón, cambio obligado pero no debía liberar la marca por la banda, lo que afectó al Cali y cuando debería corregir poniendo un hombre de marca, saca a Lloreda y mete a Benedetti dejando el hueco en la banda derecha. 

Esto lo aprovechó el poderoso, con una jugada individual sobre la banda derecha de Valencia puso la cereza al postre preparado por el rojo paisa. Sin dudas, Yepes planteó muy bien el partido del inicio, pero cuando más se necesitaba la mano del DT se falló

VAVEL Logo