Emotivo encuentro con algunos íconos 'verdolagas'
Foto: Juan C. Álvarez - VAVEL Colombia

Previo al encuentro entre Atlético Nacional y Atlético Junior por la quinta fecha de la Liga Águila, varios invitados a la fiesta de los 70 años del conjunto 'verde' realizaron una rueda de prensa donde hablaron de sus vivencias y sensaciones que tienen con el campeón de América.

Los exjugadores que estaban en esta presentación liderada por el presidente Andrés Botero Phillipsbourne son: Eduardo Retat, Lorenzo Carrabs, Gilberto Osorio, Raúl Navarro, Tito Manuel Gómez, Eduardo Vilarete y Robinson Martínez.

Entre más de 1000 jugadores, algunos pudieron atender esta invitación. Durante esta semana se vivirán diferentes homenajes en torno al equipo más ganador del país.

Comenzó ayer con el partido ante Junior, donde los 'verdes' ganaron 2-1 con un gol en el epílogo del partido, continuará el viernes con una celebración privada en Plaza Mayor y terminará el sábado con la fiesta del hincha en el estadio, teniendo su cierre en el partido ante Once Caldas por la fecha 15 de la Liga Águila 2017-I.

Algunas 'glorias verdes'

Raúl Navarro, campeón en el 73 y 76, uno de los personajes emblemáticos de la época. Tito Manuel Gómez, campeón en 1973, el tucumano hizo 'hablar al balón' como lo dice el célebre tango.

Eduardo Emilio Vilarete, el 'loco' vino a Nacional para marcar goles y dejar un legado imponente en los artilleros caribeños que hasta entonces perdura.

Robinson Martínez, lateral izquierdo que marcó el penal definitivo en la final ante América de Cali donde significó la séptima estrella para Nacional. El gran '22' no ahorraba esfuerzos para batallar en el 'equipo del Milenio'. 

Gilberto Osorio, el jugador con más presencias en el equipo 'verdolaga'. 508 partidos disputó con la camiseta en el torneo colombiano. Desde el 57 al 72. Pese a tantos encuentros, no pudo celebrar un campeonato. 

Lorenzo Carrabs, uruguayo estandarte en el título de 1981 ante América de Cali. El día que el equipo 'escarlata' abandonó la cancha. Bajo la disciplina de Zubeldía, este charrúa bravo supo defender el pórtico de Atlético Nacional con altura. 

Eduardo Retat, samario que estuvo desde 1971 y 1979 con el equipo 'verdolaga'. Se brindó siempre en el campo de juego desde su puesto en el medio campo.

"Agradezco esta invitación, es una hermosa fiesta que ya inició. Hablar de Nacional siempre es especial, recuerdo que llegué en un momento muy difícil, el equipo apenas había ganado un campeonato, llegué a reforzar un gran plantel. Hicimos una familia, había jugado en muchos equipos, pero acá me consideré especial", fueron las primeras palabras de Raúl Navarro en la rueda de prensa.

Sobre las expectativas de Navarro al llegar a Nacional, dijo que, "No nos interesaba el dinero, nos importaba en ganar. El gran sueño de mi vida era vivir en Colombia". Cuando se preguntó a estas viejas glorias sobre el sentir de pasar a andar en un bus prestado y entrenar en canchas prestadas hasta hoy que el club cuenta con bus y sede propia, el gato de San Francisco respondió, "A eso le llamo ser una familia. Pertenecí y pertenezco a una familia numerosa en Argentina donde somos 11 hermanos y gracias a Dios fuimos siempre unidos y se consiguió lo que se pretendía. En este caso lo vi muy parecido en Atlético Nacional, empezando como una familia y sigue de la misma manera con distintos jugadores y con la mentalidad dentro del plantel de que en Nacional está hecho así. Cuando tienes dudas no titubeas en buscar jugadores nuevos dentro de la misma institución y eso es lo que hace grande a un club".

Navarro también fue consultado por su compatriota Franco Armani contestó que, "Cuando yo llegué a Atlético Nacional, lo mejor del equipo era el arquero (risas). Nacional siempre tuvo grandes arqueros, no solamente jugadores y creo que ningún equipo colombiano tuvo tantos grandes porteros como los tuvo Nacional, recordando a Largacha, Carrabs, Quintana y a veces a mi para los que vivieron mi época".

Por su parte, Eduardo Emilio Vilarete valoró la celebración de aniversario con el club verdolaga y recordó con nostalgia sus mejores momentos como delantero. "Es una alegría estar aquí con Nacional. Soy hincha del Unión Magdalena pero primero estoy con Nacional, sigo cantando sus goles. Le agradezco a todos por haberme invitado. El 19 de abril, el Unión cumplió años. Oye ni un tinto nos dieron, por eso valoro mucho estar acá con ustedes", afirmó el goleador samario.

Complementando la respuesta de Navarro, Vilarete afirmaba que entrenaban en Cartón de Colombia y Coltabaco en donde las canchas eran privadas en esa época. "La familia que dice Navarro Paviato fue verdad, porque Zubeldía para nosotros era un padre de calidad que cuando le pedíamos permiso nos lo daba, porque cumplíamos. Al Nacional en ese tiempo le decían la maquinita de hacer goles con Iván Darío Castañeda, Ramón Bóveda, Jorge Olmedo, Eduardo el patadura Retat, entre otros, en el que yo salí campeón en el 76 y 81", dijo con orgullo Vilarete.

Tito Manuel Gómez que fue compañero tanto de Navarro como de Retat, manifestó su alegría por la invitación. "Quiero agradecerle a Nacional el poder invitarme. A pesar que ha pasado mucho tiempo siempre nos recuerdan. Siempre es lindo regresar a un sitio donde fui muy feliz", dijo el también ex jugador de Huracán.

Gilberto Osorio fue el jugador que más veces vistió la camiseta de Atlético Nacional y por lo tanto era un hombre que no podía perderse la fiesta. "Tengo el honor de haber jugado más partidos con Nacional. No fue fácil, era algo de la vida que me apareció, cuando a los 16 años empecé mis trabajos con Atlético Nacional, con la fortuna y la ayuda de Humberto 'turrón' Alvarez. Estuve muchos años, y lo que ví fue proeso y progreso", relató el ex futbolista de los años 60.

De todas las viejas glorias, el más reciente fue Robinson Martínez, el zurdo que fue campeón del 99 y marcó el penal del título ante los diablos rojos de Cali. "Estoy muy contento de estar acá. Agradezco a la institución por esta invitación, es un honor estar aquí", dijo Martínez.

El histórico portero uruguayo Lorenzo Carrabs narró como fue su llegada a Nacional. "Tuve la suerte de venir a Colombia gracias al Junior. A finales del 79 hubo la opción de ir a Nacional y suplir a un monstruo como Raúl Navarro. Y yo dije, como no, desesperado quería venir. Llegué y me encontré con un gran plantel y un gran técnico como Osvaldo Zubeldía, jugué 345 partidos, eso ha sido un gran elogio de haber estado en esta institución, esta es mi casa", relataba el arquero campeón del 81.

Carrabs también reveló su anécdota cuando fue expulsado en un partido contra América y que Santiago Escobar le tocó atajar como arquero improvisado, "Me expulsan porque en el partido anterior ya había tenido problemas en Cali con Cabañas y Gareca. Cuando América vino a jugar en Medellín, no vino Cabañas, pero me la agarré con Battaglia y me echaron. Ese día íbamos ganando 2-0, no teníamos arquero suplente y entró "Sachi" Escobar, recordando que faltando poco ganábamos 2-1 y yo empecé a tirar balones hacia la cancha, me llevaron preso y Gilberto Molina fue a sacarme de la comisaría, fue increíble (risas)".

El samario Eduardo Julián Retat que hizo parte de Nacional en casi toda la década de los 70, exhibió su satisfacción con el homenaje y al mismo tiempo le pidió paciencia a los hinchas de hoy en día. "Me complace estar aquí, verle la cara a estas estrellas. Hoy en día en Colombia no consigue jugadores así, fuera de serie. Todos fueron jugadores de alto turmequé. Nacional es un equipo de tropiezos, pero también de muchos triunfos. No se preocupen por lo que está pasando, eso es normal. La confianza en las inferiores, traen grandes jugadores, no se calienten que esto va a cambiar para bien", exclamaba el ex futbolista y entrenador costeño.

Sobre su fama de jugador recio y duro, Retat recordó el enfrentamiento entre Nacional y Cruzeiro en la Copa Libertadores de 1975, "Cruzeiro era un equipo muy fuerte que tenía 7 o 8 futbolistas de la Selección de Brasil. Había un jugador que se llamaba Roberto Batata y fue el primer jugador que yo le vi que hacía ese enganche de Ronaldinho. Entonces Zubeldía me decía que lo vigilara, el tipo comenzó y me hizo el enganche soltando la risa. Le dije a él que no me volviera a hacer esa vaina porque lo tiraba al alambrado y se acabó el cuento con el hombre".

Fue una conversación agradable recordando las anécdotas de Atlético Nacional cuando apenas cosechaba sus primeros éxitos y estimulando la memoria para conocer a fondo la historia del equipo verde especialmente con sus protagonistas que aun sobreviven.

VAVEL Logo