Amor sin fronteras: el hincha del Medellín que se hizo en Costa Rica
Fotografía: Facebook

Gustavo Alonso Almanza es un costarricense de 33 años, seguidor del Deportivo Saprissa desde la cuna pero que, con el paso del tiempo, supo del Deportivo Independiente Medellín, apasionándose hasta el punto en que hoy se considera hincha y no se pierde un partido por televisión. 

Su primer sentimiento hacia el fútbol colombiano fue de antipatía, específicamente con el Atlético Nacional, debido a que el Verde derrotó a Saprissa en la final de la Copa Interamericana de 1997.

Durante la época de Jorge Castillo como presidente del Medellín, el Poderoso se hizo con los servicios de dos jugadores del equipo más laureado de Costa Rica, por lo cual Gustavo empezó a escuchar más del club en resúmenes de noticias internacionales.

"Cuando conocí al club como tal fue en la Copa Libertadores de 2003, quedé particularmente maravillado con 'Mao'. En esos años ya había más acceso a internet, me enteré que fue campeón después de 45 años y en los siguientes años tuvo acceso a cable, ahí empecé a seguir al Fútbol Colombiano y al Medellín", afirmá el costarricense.

El paso del tiempo hizo que Gustavo conociera más a fondo al DIM, desde la nómina y el calendario de partidos, hasta llegar a considerarse hincha, proceso en el que uno de sus amigos colombianos influyó: "Conocí un amigo de allá por Facebook y por medio de él me siento como si estuviera allá, pues él siempre va al estadio, me comparte los audios de las canciones  y ahora mi sueño es viajar".

"Acá muchos se identifican con Nacional por ser el más conocido y copero, pero a uno lo impresionan otras cosas, como la hinchada tan fiel", sostiene el hombre, agregando que dicha pasión se contagió en su familia:

"Cuando mi esposa me conoció le empecé a hablar del Medellín, le mostraba las camisetas y cuando nos casamos vio que eso va más allá, que lo vivo como si fuera un partido del fútbol local. Comparte la pasión conmigo y así es mi hijo, quien tiene prendas del Medellín también".

Para él, ese sentimiento hacia el DIM es mucho más fuerte de lo que vive alguien que sigue a clubes como el Real Madrid o el Barcelona desde el exilio: "Lo siento más allá, porque por ejemplo es fácil ser seguidor del Madrid y el Barcelona, porque son muy ganadores. Ser hincha del Medellín no es fácil".

De entre tantos jugadores del Rojo a los que le ha hecho seguimiento desde la distancia, al que más resalta es a Juan Guillermo Cuadrado, quien actualmente está en la Juventus italiana: "Cuadrado es un ídolo para mí, la humildad de él, ver fotos de él en el Atanasio con la camiseta puesta, no se olvida de dónde salió y cuáles son sus colores".

Finalmente, resaltó a la hinchada del Medellín, a la cual motivó a seguir alentando: "Difícilmente hay una hinchada igual en Sudamérica, esta gente no está porque el equipo desfile en medio de trofeos, sino porque es el equipo del pueblo".

Este hombre sigue esperando el momento para ver a su equipo jugar en el Atanasio Girardot pero, mientras ese momento llega, no deja de alentarlo desde la comodidad de su casa, con la camiseta puesta y un grito de aliento que cruza kilómetros.

VAVEL Logo