Un Medellín carente de fútbol cayó 3-1 en Avellaneda
Fotografía: Punto Deportivo

El ‘Cilindro’ no se llenó, pero aun así el ambiente pintaba para un duelo atrapante entre los dos equipos que compartían en su historia a uno de los grandes referentes del fútbol argentino: el ‘Loco’ Corbatta. La forma de pararse por parte de los dos elencos también generaba expectativa, pues Racing sabía que saldría a buscar el gol y el ‘Rojo’ dispuso de una línea de tres en defensa, lo cual prometía ataque por lado y lado.

La defensa del DIM se ubicó bien en el campo en los minutos iniciales, tanto así que el club de Avellaneda se vio en la obligación de recurrir a la pelota parada para generar algo de peligro en el pórtico defendido por David González.

A los 15 minutos llegó el primer gol para el local, por cuenta de Barbieri, quien justamente aprovechó un córner y superó a David González en el cabezazo, pues el golero no salió seguro y se convirtió en el principal responsable de la anotación.  

Las dudas en defensa le estaban pasando factura al Medellín, algo que evidenció Juan José Peláez cuando a los 21 minutos ya había sacado a Lopera para que Hernández entrara a reforzar la marca. Sin embargo, dos minutos más tarde otro descuido de la zaga dio pie para que Fernández anotara el segundo gol de la noche a favor de los locales.

El primer tiempo terminó con un DIM más conectado arriba, que buscaba las opciones e intentaba finalizar con los remates de Toloza, pero por ningún medio entró el balón y se fueron al descanso con la ventaja de dos goles para Racing.

La historia cambió cuando recién empezaba la segunda parte, pues Toloza hizo la individual en el área y aprovechó el descuido de la defensa local para descontar y anotar un gol de visitante que es valioso en estas competiciones.

Una buena combinación del local le devolvió la ventaja a los 56’, cuando Acuña decretó el 3-1 y dio muestras de que Racing estaba disfrutando de la pasividad defensiva del Independiente Medellín, que volvía a complicarse antes de la vuelta en casa.

Por más que pasaban los minutos, el DIM no lograba acoplarse al campo de juego ni a encontrar la manera oportuna de hacer daño en el área del local. Por otra parte, Racing seguía generando peligro y veía muy cerca la cuarta anotación. 

A menos de diez para el final, Peláez decidió darle ingreso a Leonardo Castro, para así buscar el descuento y reemplazar a Valentín Viola, pues el argentino no dio muestra de sus condiciones y ratificó la condición de un equipo desdibujado en el campo de juego.

Pese a los intentos finales del DIM, la victoria quedó para Racing. Ahora, el club antioqueño deberá ganar por lo menos 2-0 en casa el próximo 27 de julio, si quiere avanzar de fase en la Copa Sudamericana.

VAVEL Logo