Deportes Tolima, con la caja descuadrada

Análisis. El 'pijao' sufrió una nueva derrota como local ante un Deportivo Cali que de manera ordenada cerró los caminos y fue eficaz en el ataque.

Deportes Tolima, con la caja descuadrada
Con la caja descuadrada

Un libreto ya repetitivo se plantea respecto a los partidos que juega Deportes Tolima en condición de local. Aspectos positivos como la tenencia de la pelota, fluidez en el traslado pero aspectos negativos como la falta de claridad en el último pase, generación de peligro aunque sin llegar cara a cara con el arquero gracias a la toma de decisiones no acertadas y en frente esta vez un Deportivo Cali que montó un sistema con 3 defensores que se volvían 5 cuando el vinotinto y oro hacía posesión del balón en intención de ataque.

En la parte final del primer tiempo, la imprecisión del último pase se contagió a los jugadores que se encargaban de sacar al equipo desde atrás, tanto así que en una pérdida de balón entre Rafael Carrascal y Marco Pérez, arrancó la jugada que generó el gol del Deportivo Cali, obra de José Sand quien definió de golpe de cabeza tras el centro que desde la zona izquierda fue enviado por John Edison Mosquera cuando el reloj estaba marcando el minuto 44.

Para la segunda etapa el mismo trámite de lo visto en los primeros 45, los hombres dirigidos por Alberto Gamero mantuvieron la pelota pero con el paso del tiempo se mostraron enredados tanto por desespero de los jugadores y el paso del tiempo, como por la aplicación táctica del elenco azucarero que aprovechó los espacios que dejaban los pijaos y creó oportunidades muy claras para aumentar el marcador las cuales fueron desperdiciadas. El plantel local se movió buscando empatar y aunque sin orden, logró llevar serio riesgo al arco rival.

Para el último cuarto de hora, el profesor Gerardo Pelusso montó un 5-4 buscando seguir cerrando los espacios al equipo local, que aunque ya lucía confundido, seguía insistiendo y con mas empuje que fútbol lograba acercarse pero la imprecisión también se hacía presente. Finalmente, entre la angustia por el correr del reloj, el libreto conservador muy bien aplicado por el Deportivo Cali, la falta de puntería y la ausencia de sangre fría para definir las ocasiones de peligro, generaron que de nuevo los tres puntos se los llevara un equipo visitante.

De nuevo hay aspectos positivos, pero de mucho no va a servir que en la estadística diga que la posesión, las situaciones de gol y en el volúmen de juego se es superior, si cuando a la hora de sumar los puntos es el rival quien los consigue.