A pesar del sufrimiento, el DIM está en la semifinal

Análisis. El DIM empató frente a Atlético Junior y pasó a la semifinal del torneo colombiano, en un partido donde el control fue para el visitante.

A pesar del sufrimiento, el DIM está en la semifinal
Fotografía: Dale Rojo

Luego de la victoria en Barranquilla, uno por cero, el pasado fin de semana, los dirigidos por Ismael Rescalvo debían sellar su clasificación a las instancias finales de la Liga Águila. Sin embargo, se encontraron con un rival que los encerró atrás y logró anotar dos goles. Germán Cano salvó la noche y puso al Poderoso en la semifinal del torneo colombiano.

Desde el inicio del encuentro, Atlético Junior salió con velocidad. Cada vez que aceleraban generaban peligro en la portería de David González. El gol llegó al minuto 18, luego de un error en la saga del Medellín; Sebastián Hernánadez anotó el primero para el equipo visitante. 

Ese gol, generó confianza en los dirigidos por Julio Comesaña, en varios momentos se acercaron al arco Rojo e inquietaron al portero Poderoso. En una acción alejada, Germán Cano la recibió y de media distancia anotó el uno a uno, lo cual dejaba a Medellín clasificado

Así terminó el primer tiempo. Junior con Yimmi Chará, Luis Díaz Marulanda, Luiz Carlos Ruiz y Sebastián Hernández encerraron al DIM y le daban mejor circulación a la pelota. 

Para el segundo tiempo, las cosas no cambiaron. El equipo Tiburón salió presionando a Medellín y logró encerrarlo nuavemente. Luego de una jugada en conjunto, Chará metió el segundo para los barranquilleros, al minuto 62. Desde ese momento, la tensión aumentó en las gradas del Atanasio Girardot porque de esta manera, la definición se daría por penales. 

En ese punto, ambos equipos se entregaron al ataque, teniendo más posibilidad el elenco visitante, aunque el encuentro se caracterizó por ser de ida y vuelta. Al minuto 82, Cano marcó el empate y la fiesta empezó en la tribuna. De esta manera, Medellín pasaba, por su victoria en el Metropolitano.

El DIM  sigue mostrando una constante en los partidos. Los dirigidos por Ismael Rescalvo son fuertes cuando se disponen a atacar, son contundentes y veloces a la hora de ir al arco contrario. Sin embargo, es otra cara la que Medellín muestra cuando se está defendiendo.

Hay errores en la salida e inseguridades que complican el curso normal de la pelota. Además, en muchas ocasiones, olvidan transportar el balón a ras de piso, lo cual hace que el juego del elenco antioqueño no sea vistoso.

Lo cierto, es que a pesar del sufrimiento que caracteriza al Poderoso, el empate les dio el ticket a la semifinal y el próximo choque será frente a Deportes Tolima.