Hernán Dario 'El Bolillo' Gómez, el estratega de las selecciones

El timonel antioqueño ha representado a Colombia en varias ocasiones desde diferentes banquillos, ha tenido la oportunidad de estar en varios clubes, siendo los combinados patrios donde ha sido más destacado.

Hernán Dario 'El Bolillo' Gómez, el estratega de las selecciones
Hernán Dario 'El Bolillo' Gómez, el estratega de las selecciones

Hernán Dario Gómez ha tenido la oportunidad de ser el técnico colombiano que más veces ha estado en la Copa del Mundo con diferentes selecciones, 3 para ser más específico. Las cuales son Colombia, Ecuador y Panamá con quien estará en la próxima cita orbital.

Gómez debutó como profesional en el Independiente Medellín y cerraría su ciclo como futbolista en Atlético Nacional, luego de sufrir una grave lesión en una de sus rodillas, tiempo después comenzaría a tener sus primeras experiencias como entrenador siendo asistente técnico de Francisco Maturana en el equipo Verde de Antioquia.

Allí por su buen desempeño con los Verdolagas serían tomados en cuenta para tomar las riendas del seleccionado colombiano. Con una buena generación de jugadores llevaron a Colombia a un nuevo mundial, hecho que los pondría en la órbita del fútbol mundial tanto de clubes como de otras selecciones.

Luego de esa hazaña Bolillo fue del interés de la Selección ecuatoriana, donde fue resistido por un sector de la hinchada, pero otro sector de los aficionados demostraba su apoyo a lo que respondió el estratega clasificando a Ecuador por primera vez a un mundial en Corea Japón 2002. Con los ecuatorianos estuvo hasta la Copa América 2004, para luego viajar a Centro América y dirigir la selección guatemalteca. Donde no tuvo mayor éxito.

Una nueva experiencia

Esto lo haría figurar de nuevo en el radar de Colombia, donde lo esperaría la oportunidad de dirigir a dos clubes de renombre en el país cafetero. Primera llegó a Santa fe, donde aterrizó en el 2008 para darle fútbol a un equipo que no lograba ganar títulos en el rentado local. Los Cardenales tenían resultados irregulares, a lo que Bolillo decidiría dar un paso al costado, pero por petición de las directivas y los jugadores consideraría quedarse durante más tiempo.

Hecho que no duró lo suficiente, debido que los resultados no se daban y el antioqueño decide dejar al León una vez más. Luego de este hecho los rumores lo ponían de nuevo en el banquillo ecuatoriano, pero la Federación Colombiana de Fútbol se adelanta y llama a Gómez para que dirigiera una nueva generación de jugadores llenos de talento, siendo los más destacados de sus clubes.

Por ello el antioqueño decidió unirse de nuevo al combinado tricolor, donde ya había estado en una ocasión. Su cuerpo técnico se compondría por  Leonel Álvarez, al cual dirigió en Atlético Nacional y llegaba de coronarse campeón del rentado local. El procesa de los estrategas antioqueños ilusionaba con regresar a una Copa Mundo.

El retroceso

Bolillo había renovado la Tricolor con jugadores jóvenes, con los que comenzaba a escalar en la eliminatoria, en el tiempo del mundial sub-20 en Colombia, Gómez se encargaba de asesorar dicha categoría, con el objetivo de seguir renovando su plantilla.

Hasta la llegada del sábado 6 de agosto de 2011 en horas de la noche, en un reconocido bar de la capital de Colombia Gómez desataría una polémica que pondría en duda su permanencia en el banquillo del combinado patrio. Luego de haber agredido físicamente a una mujer, la cual según dicen los presentes sostenía una fuerte discusión con el estratega.

Luego del incidente varios sectores del país presionarían a la Federación para que diera por terminado el contrato del entrenador paisa. A lo que Bolillo presentaría su renuncia en la mañana del 9 de agosto de 2011, dejando un proceso prometedor sin un rumbo.

El contragolpe

Cuando parecía que la carrera del D.T había llegado a su fin, en el año 2012 apareció en la ciudad que lo vio debutar como futbolista profesional. En este caso, para tomar las riendas de un Independiente Medellín que estaba al borde del descenso y presentaba problemas en lo financiero como consecuencia de malas administraciones.

El entrenador se encargó de cambiar la plantilla, pues a su llegada se sumarían 15 nuevos jugadores, entre los que se encontraba Germán Ezequiel Cano, el cual no era un jugador de renombre hasta obtener el botín de oro para ese año donde Gómez alejaría al Decano de la zona del descenso y lo llevaría a una nueva final en donde caería con Millonarios.

Para el año 2013 Bolillo no contaría con la misma suerte pues los resultados no se le daban y decide dar un paso al costado, dejando a Medellín en puestos incómodos en la tabla del descenso.

Una nueva gira por el mundo

Para el año 2014 el seleccionado panameño se perdería la oportunidad de debutar en una cita orbital, luego de estar cerca de alcanzar el puesto de repechaje de la Concacaf, pero que se vería frustrado luego de caer ante Estados Unidos por un marcador de 2-3.

Siendo así, posarían sus ojos en Hernán Dario Gómez el cual tendría su primera aparición al mando de los Canaleros en la Copa Centroamericana 2014, donde clasificaría  la Copa Oro Concacaf 2015, certamen en el que ocupó el tercer puesto.

Luego de esto, los panameños se convertirían en un seleccionado que le apostaría a la táctica, preparándose para las eliminatorias del mundial 2018, donde sufrió en contados encuentros enfrentando a equipos como Costa Rica y México. A pesar de difícil camino que enfrentaron los panameños lograron llegar a Rusia, siendo este el primer mundial para los Canaleros.

Las hazañas para Hernán Dario Bolillo Gómez deberán continuar en el país euro asiático, pues está en un grupo de peso donde se encuentran Bélgica, Inglaterra y Túnez. Escuadras con amplia experiencia en este certamen.