La tocata verde se impone en Ibagué
La celebración verde ante la parcialidad local estupefacta | Foto: @nacionaloficial

La tocata verde se impone en Ibagué

En el partido de ida de la final de la Liga Águila 2018-1, Atlético Nacional dio un golpe de autoridad ganando 0-1 ante Deportes Tolima en el estadio Manuel Murillo Toro. Dayro Moreno puso el gol que deja a los 'verdolagas' a tiro de piedra de la estrella 17.

sebasareiza94
Sebastián Areiza Correa
Deportes TolimaMontero; Arboleda, Torijano, Payares, Banguero; Robayo (Carrascal, min. 77), Rentería; Villa, Orozco, Albornoz (R. Ramírez, min. 77); Rodríguez (Pérez, min. 45)
Atlético NacionalMonetti; Braghieri (Delgado, min. 67), Henríquez, Aguilar, Palacios; Campuzano; Lenis (Hernández, min. 69), A. L. Ramírez (Loaiza, min. 74), Castellani, Lucumí; Moreno
0-1, min. 57, Moreno.
Andrés Rojas (Bogotá). Amonestó a Campuzano (min. 29) y Monetti (min. 72).
Partido válido por la ida de la final de la Liga Águila 2018-1 jugado en el Estadio Manuel Murillo Toro de Ibagué (Tolima). Cerca de 25.000 espectadores.

En la previa se esperaba un partido más chato, más favorable al local dado el historial del equipo 'pijao' en su patio ante Nacional: victorias categóricas y goleadas. En este caso, se repitió el marcador del 4 de febrero de este año. En ese momento, Jorge Almirón debutaba en Liga y lo hizo ganando sufridamente por la mínima. Tolima, en esa ocasión, llegó repetidamente sin concretar. Nacional, entre tanto, mandó al fondo la única que tuvo.

Parecía repetirse la tónica de ese partido cuando antes de diez minutos Tolima llegó con mucho riesgo. Un centro rastrero del equipo vinotinto y oro cayó a los pies de Yohandry Orozco que la tiró por arriba del travesaño en mano a mano con Monetti. Más que el venezolano, se lamentó Angelo Rodríguez quien se sacó el conejo del sombrero para habilitar a su compañero.

Minutos después, fue Gonzalo Castellani quien contestó con un remate desviado a pase de Reinaldo Lenis. Ambos jugadores, recién llegados a la escuadra antioqueña, tuvieron un destacado papel en la primera final tras un semestre entre altas y bajas. Sería Lenis quien habilitara de nuevo, esta vez a Dayro Moreno, para un disparo bastante alto. Minutos después repitió el argentino Castellani con un disparo pleno de empeine que se fue rozando el palo del arquero Montero.

El primer tiempo terminaría con un zurdazo de Lenis cruzado abajo que Montero atajó sin inconvenientes. Nacional pasó de contener los embates del local a apropiarse de la pelota y ganar metros en el campo. Aunque la llegada del 'maracucho' Orozco fue la más clara, la insistencia de Nacional fue clave para desnivelar las acciones. Solo faltaba la puntilla que tanto se hizo esperar en los 180 minutos ante el Huila.

Tuvieron que pasar 12 minutos y una llegada peligrosa de Albornoz para que llegara el ansiado grito. Se trató de una jugada de microfútbol llevada a una cancha de once contra once. Dayro Moreno, desde el centro, la levantó 'en cucharita' hacia su izquierda. Allí, Lenis la recibió, encaró al zaguero tolimense y la levantó de nuevo hacia el centro. El goleador tolimense al servicio de Nacional se metió entre los centrales y ante la pasividad del arquero cabeceó al piso y la mandó a guardar.

La parcial visitante deliraba mientras la hinchada local, mayoría en su tierra, se lamentaba. El partido ya venía sufrido y equilibrado hasta ese momento. Para colmo, debía asumir la desventaja con la sensible baja de Angelo Rodríguez que tuvo que salir por Marco Pérez tras una lesión en el posterior. Dicha lesión, según fuentes extraoficiales, le haría perderse también el partido de vuelta en Medellín. Con esto, Tolima pierde a su bastión en ataque, clave en la llave ante el DIM. Su fuerza y su capacidad de recibir de espaldas y voltearse ante la presión defensiva se va a extrañar.

En lo sucesivo, el partido se convertiría en un monólogo verde. Dicho monólogo solo sería interrumpido en tres ocasiones por el equipo local. Un disparo desviado de Robayo y dos intervenciones magistrales de Monetti (un tiro libre que iba a todo el ángulo y un tiro de esquina que parecía ser gol olímpico) ratificaron la valla en cero. Nacional se apropió de la pelota y la manejaba sin ningún afán. Producto de esto se generaron varias fricciones que desencadenaron la salida de Braghieri lesionado y la incomodidad de un Campuzano golpeado pero que pidió seguir jugando.

Fruto de esto pudimos observar una de las jugadas más vistosas del encuentro y, tal vez, de toda la Liga. Fueron no menos de 30 toques, donde la pelota circuló por toda la cancha y por todos los jugadores verdes ante la mirada impávida de los locales. Lo que podía ser un gol histórico, a la altura del gol de Borja ante Sao Paulo por la Libertadores 2016 o el de Cambiasso ante Serbia y Montenegro en el mundial de Alemania 2006, terminó con un tiro de Dayro Moreno que pasó más cerca del Alto de la Línea que del arco de Álvaro Montero.

Con un Tolima volcado al ataque y un Nacional desentendido de las acciones terminaría el partido en Ibagué. La lógica indicaría que Nacional tiene más de medio título en el bolsillo, teniendo que definir en su casa donde no pierde por Liga hace 35 partidos y no recibe goles en lo que va corrido del campeonato doméstico. Sin embargo, en el fútbol no hay verdades absolutas y todo puede pasar. El sábado 9 de junio en el Atanasio Girardot lo sabremos. La cita para definir al primer campeón liguero del 2018 será a las 7:15 de la noche.

VAVEL Logo

Atlético Nacional 

hace 14 horas
hace 14 horas
hace un día
hace 3 días
hace 4 días
hace 4 días
hace 4 días
hace 4 días
hace 4 días
hace 5 días
hace 5 días