Atlético Nacional y Deportivo Cali dividieron
honores en un partido intenso
Foto: Atlético Nacional (Twitter)

Atlético Nacional y Deportivo Cali dividieron honores en un partido intenso

En un partido vibrante, Atlético Nacional rescató un empate contra un Deportivo Cali que aprovechó la desconcentración del equipo de Autuori para ponerse arriba por dos goles en los primeros 10 minutos del juego. Al final fue 2 a 2 ante 20.300 espectadores.

juan_erazome
Juan Erazo

La hinchada verdolaga se acercó al Estadio Atanasio Girardot con la ilusión de que Atlético Nacional cortara la racha de partidos sin ganar. No obstante, el partido se perfiló a favor de los azucareros pues un error de Cuadrado al minuto 2 facilitó la apertura del marcador.

Desde ese momento; Nacional lució impreciso, ninguno de los 11 jugadores del verdolaga parecía estar en el partido y luego de un mal cambio de frente de Nicolás Hernández y una brillante definición de Palavecino llegó el 2 a 0 para el equipo valluno.

Con el marcador 2 a 0 y con un Nacional desconocido la hinchada del equipo paisa empezó a jugar su propio partido.  El desespero se apoderó de las tribunas del Atanasio y empezaron los murmullos en las graderías, estos murmullos se fueron convirtiendo en silbidos e incluso en insultos a algunos jugadores del equipo. Lo anterior, era el reflejo de los 30 minutos con peor expresión futbolística en la era Paulo Autuori.

Por eso, el director técnico brasileño decidió mover el banco antes de finalizar la primera etapa. Dos sustituciones se hicieron en la primera parte: Pablo Ceppelini entró por un Juan Pablo Ramírez que se marchó entre lágrimas.  Y Vladimir Hernández ingresó en lugar de Jeison Lucumí que sufrió una lesión.

Con Ceppelini y Vladimir en cancha, Nacional lució mejor. Con el uruguayo como gran figura y con el empuje de un Sebastián Gómez intratable, Atlético Nacional buscó el arco de Pablo Mina de manera constante.

Fue así como al minuto 46, después de una serie de rebotes, Sebastián Gómez logra concretar el descuento con uno de los mejores goles del año: después de un control de balón y sin dejar caer la pelota, Gómez anotó el primero del verde ubicándola al ángulo desde 35 metros.

El gol sirvió de desahogo tanto para el equipo como para la hinchada.  Incluso, antes de finalizar la primera etapa, el verde pudo empatar. Una gran acción individual de la figura de la noche, Pablo Ceppelini desencadenó en un tiro que pasó rozando el palo del arco defendido por Pablo Mina.

De esta manera, el primer tiempo finalizó 1 por 2 a favor el visitante.  Pero con una sensación en el público de que Atlético Nacional lo podía dar vuelta.

Para el segundo tiempo, el Deportivo Cali ingresó a Kevin Velasco en lugar de Jhon Mosquera. Nacional con la misma idea con la que finalizó el primer tiempo busco el empate con todas sus variantes.

Los extremos del equipo paisa fueron importantes, tanto Yerson Candelo como Vladimir Hernández ganaban duelos individuales y buscaban conectar con Hernán Barcos. No obstante, el Deportivo Cali esperaba contratacar ante un Carlos Cuesta improvisado de lateral derecho y un Cristián Mafla que tuvo un partido para el olvido.

Los minutos transcurrían y Pablo Mina se hacía protagonista. Pero Ceppelini estaba listo para arrebatarle los 3 puntos al equipo de Pusineri. Después de un córner ejecutado por Yerson Candelo, el uruguayo logra con un cabezazo espléndido poner el segundo para Atlético Nacional.

Con el marcador igualado, Nacional tuvo mejores intenciones por ganarlo pero se encontró a un Cali bien parado y que esperaba sus chances de desestabilizar a Nacional con velocidad.

Los dos estrategas agotaron sus variantes, por el lado del visitante Pusineri ingresó al rápido Deiber Caicedo en lugar de Didier Delgado y al delantero Feiver Mercado en vez del volante creativo Palavecino. Mientras que en Nacional la última variante fue más arriesgada pues Jean Lucas Rivera entró al partido a remplazar al lateral Cristian Mafla.

Los últimos minutos fueron intensos, Nacional buscó hasta el final la victoria y Cali aguardaba por el final del encuentro.

Incluso, el club antioqueño lo pudo ganar al final con dos acciones muy claras: Vladimir Hernández quedó mano a mano frente a Pablo Mina quien ganó el duelo y salvó su arco. Y Ceppellini no logró anotar el tercero después de un rebote del arquero visitante.

Al final, fue un empate justo donde Atlético Nacional pagó la desconcentración del primer tiempo y el Deportivo Cali se llevó un punto de una plaza donde le es muy difícil sumar cuando enfrenta al verdolaga.

MEDIA: 5VOTES: 2
VAVEL Logo