Opinión: ¡Un tsunami de miel continental!
Foto: Internet

Opinión: ¡Un tsunami de miel continental!

El miércoles 31 de Mayo de 1989, Colombia supo por primera vez en la historia del fútbol, que era saborear las mieles de la gloria continental, gracias al título de Atlético Nacional en la Copa Libertadores.

monikhin
Mónica Hincapié Moreno

En aquel entonces, el equipo de los 'Puros Criollos' bajo el mando de Francisco Maturana, se coronó campeón de la Copa Libertadores de América frente al Olimpia de Paraguay en la ciudad de Bogotá.

Una nómina de lujo nos regaló la alegría más anhelada por cualquier equipo del continente; eran ellos los encargados de dejar la historia del balompié colombiano en lo más alto de la cúspide y hoy la mayoría de estos héroes están tan vigentes como en aquella brillante época.

He aquí los protagonistas de la gran noche: René Higuita; Jhon Jairo Carmona, Andrés Escobar, Luis Carlos Perea, Gildardo Gómez; Leonel Álvarez, Alexis García, Jimmy Arango, Luis Alfonso Fajardo, Albeiro Usuriaga y John Jairo Tréllez.

Algunos de ellos partieron antes de tiempo, pero los mantenemos vigentes en nuestros recuerdos, tal es el caso de el 'Caballero del Fútbol' Andrés Escobar, 'El Inmortal #2' permanecerá por siempre en nuestros corazones.

Han pasado 30 años y los recuerdos están intactos en mi mente, Medellín y Colombia eran una locura total; los carros, los pitos y las caravanas ondeando orgullosamente las banderas con los colores verde y blanco, formaron un mar con grandes olas que se convirtieron en un tsunami de miel que se metió por todos los rincones de nuestra patria querida. Todo era alegría y felicidad.

El recibimiento al día siguiente fue apoteósico; los colegios no pudieron dar clases porque nadie quería entrar a las aulas, los patios estaban invadidos de esa misma alegría de la noche anterior, no quedó más remedio que dar aquel día como cívico; nuevamente nos volcamos a las calles y quienes tenían permiso de sus padres, se fueron para la Avenida Oriental a ver pasar el carro de bomberos con los héroes continentales.

¿Cómo no amarte Atlético Nacional, si nos has dado las más grandes alegrías que cualquier hincha en Colombia quisiera tener?

Gracias por tanto; gracias por las alegrías, por las tristezas que al fin son las que dejan las principales enseñanzas, gracias por existir y hacer que cada día este amor se mantenga firme independiente de los resultados.

Mi pasión y mi fe en este equipo jamás se perderán.

Con Nacional me voy hasta el final.

VAVEL Logo