Análisis: Unión Magdalena y un respiro en la lucha por la permanencia
Foto: Camilo Gómez

La pelea por la permanencia en la Liga Aguila será sí o sí hasta el final del torneo. Unión Magdalena, hundido en las profundidades del descenso, respiró un poco ganando su partido frente al Envigado. Los locales, obligados a buscar el resultado, desde el primer tiempo intento imponer su juego, saliendo desde el fondo con sus centrales Fernando Battiste y Edison Restrepo, teniendo como pívot en la mitad del campo a Abel Aguilar, quien descargaba en los volantes interiores y externos para abrir la cancha con los laterales por derecha con Diego Ruiz; y por izquierda con Yulián Gómez para tratar de culminar la jugada por el centro del campo con Ruyeri Blanco.

Muchas veces el Unión intentó este estilo de juego para buscar la apertura del marcador, pero el portero Santiago Londoño, los palos y la mala puntería de los atacantes bananeros impedían el grito de gol. Los antioqueños esperaban en zona posterior e intentaban hacer transiciones rápidas de defensa a ataque pero la zaga samaria estaba bien parada en el fondo con buena anticipación y cobertura en los costados que mantenía la tranquilidad en la puerta del argentino Horacio Ramírez. En tablas y sin goles culminó el primer tiempo con un alto porcentaje de posesión del balón para el Unión y dominio del juego pero sin poder marcar el tanto que les diera la tranquilidad parcial. 

Para el segundo tiempo, el ciclón y el naranja presentaron la misma idea de juego: el Unión encima de su rival en busca de abrir el marcador para buscar los tres puntos necesarios que lo mantuviesen en la pelea por la permanencia. Con la entrada de Ricardo Márquez, la ofensiva samaria creció en su poderío con esto también subió el nivel la que a la postre sería la figura del partido Lucas Sotero, quien por la banda derecha se fue haciendo importante con la ayuda de Juan Carlos Pereira y Diego Ruiz que juntaron en este sector para generar juego asociado, la movilidad de Juan Sebastián Villota también tuvo mucho incidencia en el ataque del azulgrana.

Tras una incursión de Pereira haciendo pared con Villota por el medio del campo se generó la acción del único gol del partido. La zaga naranja no pudo rechazar el balón dejándolo en la media luna del área para que el brasilero, con una soberbia pegada con el borde interno de su pie izquierdo remató a media altura para vencer al portero envigadeño que hasta el momento era la figura de la cancha, pero que en este remate no pudo hacer nada para impedir la apertura del marcador para llenar de esperanza a toda la parcial bananera.

Unión Magdalena siguió atacando en busca de ampliar el marcador que que diera la tranquilidad para no sufrir al final del partido, pero no pudo hacer su cometido y como dice un reconocido narrador de béisbol de Grandes Ligas: "el sufrimiento viene incluido"; y así fue el final del encuentro, el Envigado en los últimos minutos se dispuso a jugar buscando sociedad en parte ofensiva, algo que no se entiende el porqué no lo intentó en todo el partido, sino cuando ya estaba llegando el final del compromiso. El juez central John Hinestroza pitó el final y el Sierra Nevada estalló en júbilo total.

Unión Magdalena consiguió tres puntos importantes como local. Ahora se busca ganar puntos en la ruta, enfrentándose en la capital del país frente a Santa Fe, además de eso se encuentra con un viejo conocido su ex entrenador Harold Rivera, sin duda un condimento más para este importante partido, pues Unión juega pensando en salir de la zona roja del descenso mientras que los capitalinos buscando entrar a los ocho mejores de Colombia.

VAVEL Logo