Cali y Medellín no se sacaron diferencias y dejarán todo para la vuelta
Foto: EFE

Los primeros 90 minutos del partido de ida de la final de la Copa Aguila finalizó en tablas. Deportivo Cali e Independiente Medellín, en un partido aguerrido por ambas escuadras y con grandes dudas respecto al tema arbitral, le ofrecieron a los más de 26.000 hinchas un vibrante encuentro que quedó dos goles por dos. 

Corrían los primeros diez minutos del compromiso, tras un centro de Ricaurte, el volante de marca Dídier Moreno, aprovechó las falencias del Cali para anotar de cabeza el primer tanto de la noche, el cual dejó en silencio las gradas del Monumental de Palmaseca.

El gol sobre el Deportivo Cali, fue una motivación para que los azucareros reaccionaran y le complicaran el partido a Medellín. Déiber Caicedo, fue el motor de impulso para llegar al arco de David González y generar varias opciones de peligro. 

Al equipo de Lucas Pusineri se le veía ansioso y un poco desconcentrado en el terreno de juego. Sin embargo, el apoyo de su hinchada hicieron que los jugadores verdiblancos alzaran cabeza y fueran en búsqueda del empate. El gran Déiber Caicedo fue el creador del primer tanto, tras centrarle un balón a Juan Dinenno, en el que el argentino de una palomita anotaría el gol del empate sobre el minuto 34. 

La euforia palpitaba en el estadio del Cali, pero en el descuento del primer tiempo en una acción donde Rentería trató de evacuar un remate del equipo visitante, el balón revienta en sus manos y el árbitro Nicolás Rodríguez sin ninguna duda decretó penal a favor del poderoso. Germán Cano fue el encargado de cobrar el gol que puso arriba en el marcador a Independiente Medellín tras culminar el primer tiempo.

En el segundo tiempo, Deportivo Cali salió a respetar su casa. Tras un cobro de pelota quieta de Déiber, Feiver Mercado fusiló al guardameta David González sobre el minuto 52.

Tras el empate 2-2, ambos técnicos empezaron a mover sus fichas y realizaron cambios que para el Independiente Medellín fueron efectivos, sin embargo, para el Cali fueron negativos, ya que el equipo de Aldo Bobadilla aprovechó que Pusineri sacó a sus dos extremos y empezó a jugar fútbol interno, generando así peligró en el arco de Johan Wallens.

En los últimos minutos del compromiso, el árbitro Rodríguez expulsó a Richard Rentería, tras una acción en el que el zaguero central azucarero cortó un avance de Germán Cano. El juez amonestó con una tarjeta amarilla a Richard y este le protestó, lo cual produjo su segunda tarjeta amarilla y posterior expulsión, lo que generó gran disgusto tanto en la hinchada como en los jugadores locales.

El próximo miércoles 6 de noviembre, Deportivo Cali buscará conquistar la Copa en suelo antioqueño. El compromiso será a las 19:30 en el Atanasio Girardot, la serie está abierta y ambos equipos llegan en igualdad, lo que hace que el compromiso de vuelta más interesante.

VAVEL Logo