Empate con sabor a derrota: Millonarios más lejos que nunca de
la clasificación
El Tiempo

Se hace difícil progresar cuando los resultados no acompañan. Alberto Gamero destaca en cada rueda de prensa la mejoría de Millonarios, pero parece que no es suficiente para clasificar. Por más de que el equipo embajador fue superior a Atlético Bucaramanga, no pudo obtener los 3 puntos y dejó mucho que desear en su juego. El equipo mantuvo la pelota, sin embargo no causó mucho peligro.

Uno de los jugadores destacados, curiosamente, fue Jefferson Martínez, ex arquero de Millonarios, una de las posiciones con más bajo nivel en los últimos partidos. El arquero de Bucaramanga empezaría su buena presentación con la atajada de un cabezazo de Ricardo Márquez después de un centro de Juan Carlos Pereira en el minuto 7 del primer tiempo.

Después el turno sería para Godoy. En el minuto 29, después de haber probado al arquero en una ocasión, apostó por su buena pegada en un tiro libre que buscó la cabeza de Pereira. El balón terminó en las manos de Jefferson Martínez. El final del primer tiempo tendría una opción más, también de Millonarios. Sin embargo, Cristian Arango no pudo definir.

El segundo tiempo era la esperanza de los hinchas. Santiago Montoya entró por Diego Godoy. Lastimosamente, aunque tuvo la actitud, Montoya cumplió un rol más en esta misma novela que vemos cada fin de semana de Millonarios. Un equipo con ganas, pero sin fútbol. Minuto 50, cabezazo desviado de Juan Pablo Vargas. Casi al final del encuentro, Arango volvió a aparecer para nuevamente desperdiciar una opción de gol. Finalmente, esta triste historia terminaría con la expulsión de Felipe Banguero en el minuto 86.

El club embajador fue mejor, pero jugó mal. Pasó lo mismo de la fecha pasada, Millonarios no pudo destacarse en un juego mediocre y ahora está más cerca de la última posición. Nueve puntos y seis partidos consecutivos sin ganar. El próximo encuentro será ante Deportes Tolima en Ibagué. Ganar es la única palabra que aparece en el diccionario de Gamero. Un empate o una derrota aniquilaría cualquier esperanza azul.

VAVEL Logo