La Pelota No Se Mancha: ¡AD10S, DIEGO!
Foto: Wikipedia

No es fácil…  No es nada fácil escribir esta columna y aun así después de mucho pensarlo estoy aquí sentado frente al computador tratando de descifrar como puedo empezar el texto.

Primero que todo debo decir que esta columna será publicada en "La Mano De Dios", una sección especial creada por mi hace ya bastante tiempo y que mejor que el hombre que pronuncio esa frase y me inspiro a usarla como titulo sea hoy el protagonista especial.

Y es que de Maradona se ha dicho mucho, de él se han hecho documentales, canciones y hasta libros y en muy pocos de ellos se ha podido describir o descifrar el enigma que esconde el 10. Y bueno si en todos esos ejemplos ha sido difícil describir a 'El Diego', en 300 palabras es una tarea casi titánica hablar del que para mi es el mejor jugador del mundo, el único: Diego Armando Maradona.

Me he dado cuenta que en este texto hablo de el en presente, como si el siguiera en su casa de Buenos Aires fumando un habano cubano y “preparando” el próximo juego de Gimnasia y Esgrima De La Plata, como si la noticia de su muerte se hubiera tratado de un chiste de mal gusto o una noticia no confirmada, pero no, esta vez si es cierto, esta vez la muerte de Diego Maradona ha sido confirmada. Pero pido perdón a quien me lea si en el transcurrir de la lectura siguen viendo mis textos en presente quizá se debe a que como dijo Lionel Messi: “Maradona se fue, pero no nos abandonó”.

Todos tenemos héroes en nuestra infancia: Superman, Batman, Spiderman, esos super héroes con los que todos soñamos. En mi caso también quise ser como mi héroe un hombre de corta estatura que no necesitaba ocultar su identidad, un hombre que vestía de cortos negros y casaca albiceleste, un hombre que empezó sorprendiendo un continente y termino poniendo el mundo a sus pies.

Y siendo sincero todos nosotros, a los que nos gusta el futbol, más de una vez soñamos hacer un gol “Maradoniano” sacando rivales a diestra y siniestra como contra Inglaterra, o de tiro libre como los hacia en Nápoles, o con algo de picardía y malicia como lo hacía en la Bombonera la casa de Boca Juniors uno de sus primeros clubes y amores de la cancha.  Y por que no volar por los aires y ganarle al guardameta rival utilizando nuestra mano como La Mano de Dios… Aunque sabemos que eso solo el 'Pelussa'  lo podía.

No me importa si me llaman o me escriben a decirme que Maradona hizo algo malo en su vida, que fue esto, o que fue aquello, que hizo o dejo de hacer. No me importa.  nadie sabe lo que el consiguió. Nadie entiende todo el peso que el tuvo que llevar en sus hombros para ser Padre, Hijo, hermano, esposo, amigó, ídolo, Héroe, y en ocasiones villano.  Porque hasta los héroes tienen su lado oscuro.

Simplemente Gracias… ¡Gracias Diego! Gracias por ayudarme y enseñarme a amar el fútbol, gracias por hacer que mi regalo favorito fuera un balón de fútbol, por encima de los juguetes más costosos; gracias por demostrarme que la camiseta de un club o de una selección son sagradas, y que cada juego es una lucha sin fin por tus gustos y creencias; gracias por mostrar que así el rival te cosa a patadas, siempre hay que levantarse y seguir luchando esta es una enseñanza para la cancha y para la vida y que si un rival te gana una guerra siempre tendrás la revancha… Gracias por los goles las jugadas y los títulos, por las frases que nos muestran que se debe ser "Blanco o negro, que gris jamás", que "La pelota no se mancha", y que Dios siempre nos da su mano.

Gracias por tus escándalos, que nos mostraron que los dioses se equivocan, los héroes no son infalibles y que Maradona fue el dios mas humano que ha existido. Por todo gracias Diego.

Esto es todo y es nada, es todo lo que puedo escribir, pero no es nada al mismo tiempo, porque no son suficientes palabras para expresar lo que siento. Se fue el hombre, pero queda el mito, queda la leyenda, en cada video, cada historia, cada balón o cada estadio, en un estadio gigante o en una cancha de barrio hecha con dos piedras, ahí estará 'El Diego', ahí estará su esencia que demuestra que los sueños son posibles.

Por siempre y para siempre ¡GRACIAS DIEGO!

VAVEL Logo