Aire y tranquilidad acompañados de tres puntos 

Millonarios venía de conseguir solo un punto de seis disputados, se encontraba octavo con 23 unidades y de no ganar, quedaría menos de dos puntos en referencia al noveno, por lo que urgía de una victoria que le devolviera la tranquilidad. El escenario no era fácil, enfrentaba al Bucaramanga, que si ganaba quedaba a dos puntos del grupo de los ocho y comprometía a los embajadores.

De entrada, el equipo albiazul salió a proponer, explotando sus bandas y con Arango como eje del ataque por el centro, el dominó del partido lo ejercían los azules, que de a poco ganaban terreno, hasta que al minuto 19 abrieron el marcador, Cristian Arango recibió el balón después de un rebote y sin pensarlo dos veces habilitó a Emerson Rodríguez que ante la salida del portero Juan Camilo Chaverra, con gran suficiencia abrió el pie y puso el balón a su mano derecha, así llegó el primero del partido.

Ya ganaba Millonarios, y tuvo su oportunidad para ampliar el marcador, sobre el minuto 33 un buen desborde de Arango terminó en los pies de Diego Abadía, quien con un remate rasante estuvo a punto de poner el segundo, dos minutos después el delantero tuvo su revancha, con un movimiento se puso de cara a puerta, pero uno de los defensores lo agarró impidiendo su definición, claro penalti a favor de los embajadores que no señaló el arbitro.

Con el control de Millonarios, Bucaramanga no podía acercarse, hasta el minuto 39, donde una gran secuencia de pases dejó a Meléndez solo frente a Juan Moreno, que intentó sacarle la pelota al definir pero al no lograrlo dejo al jugador leopardo solo ante la portería y sin ninguna dificultad puso el uno a uno parcial, que para el momento era un gran premio para los santandereanos.

El segundo tiempo inicio con un equipo embajador volcado al ataque en busca de la victoria, y rápidamente sometió al equipo leopardo que se defendía y esperaba su oportunidad en el contragolpe, Millonarios era muy ofensivo y generaba opciones muy fácilmente, pero el gol no llegaba.

Minuto 70, Alberto Gamero ingresa a Jader Valencia al terreno de juego, dos minutos después en su primera participación, gana una pelota que parecía perdida, se la entrega a Emerson que avanza y tira un centro rasante que Arango deja pasar para que Ruiz quede de frente al arco, un gran remate del bogotano que contiene el arquero pero que el mismo Valencia que había iniciado la jugada culmina en gol.

Ya con la ventaja a favor, el equipo albiazul volvió a dominar el partido con y sin pelota, con transiciones largas por las bandas y manejo por medio, los cambios de Gamero cerraron el partido, y salvo un cabezazo atajado por Juan Moreno, no estuvo en riesgo la victoria de los capitalinos.

Tres puntos que dejan tranquilidad en Millonarios, que ascendió hasta la cuarta casilla y esta a dos puntos del líder, ahora tendrá que revalidar su buen desempeño frente al América de Cali en el Pascual Guerrero el próximo miércoles 31 de marzo. 

VAVEL Logo