Junior no pudo con Águilas Doradas y complicó su clasificación
Foto: Dimayor

No fue un buen domingo para Junior, pero pudo ser peor, el Tiburón la sacó barata ante unas Águilas Doradas envalentonadas, solo alcanzó a empatar 0-0 y complicó su clasificación a los cuartos de final de la Liga, en el estadio Metropolitano Roberto Meléndez. El cuadro antioqueño sorprendió con un planteamiento hermético que reprimió totalmente la inspiración y contundencia del ataque rojiblanco. Pero no solo se dedicó a proteger su pórtico, también, de la mano de la inteligencia y calidad de un veterano como Christian Marrugo, buscó el arco contrario y generó las mejores opciones de gol en todo el partido.

Tres de los remates al arco de los contrarios le pegaron en los palos. Era algo para no creer. Una de esas acciones, rematada por César Árias, ya en el segundo tiempo, era más difícil fallarla que meterla. Al borde del área chica, no tuvo la efectividad para concretar y estrelló el esférico en el larguero. José Ampudia, Jeisson Quiñones, Óscar Hernández y Mateo Puerta, integrantes del cuarteto defensivo de los visitantes, hicieron un partido sin parpadeos, sin fisuras, siempre despiertos, atentos y agresivos para caer con toda ante cada insinuación del anfitrión. No hubo ventajas ni concesiones para la ofensiva local.

Águilas le cerraba todos los caminos a los dirigidos por Luis Amaranto Perea. Las Águilas desplegaron sus alas y nadie vulneró el nido de Carlos Bejarano, que también sacó sus garras para contener los cañonazos de Fredy Hinestroza, quizá el arma con la que Junior hizo más daño. No fue fácil para los rojiblancos superar las incontables piernas que el italo-venezolano Francesco Stifano sembró en el gramado del ‘Metro’. Siempre había un obstáculo. Y los tiburones tampoco tenían la suficiente movilidad y habilidad para descifrar el planteamiento rival.

En el primer tiempo no se fabricó ni una sola opción clara de gol. Edwuin Cetré pasó inadvertido, fue el menos vistoso en todo el partido. Un remate que se desvió en dos defensores adversarios y casi sorprende al guardameta fue su mejor aporte. La entrada de Carmelo Valencia y Gabriel Fuentes en el segundo tiempo en lugar de Cetré y Velasco no cambiaron el decorado del partido. Sí lo hizo el ingreso de ‘Cariaco’ González en lugar de Larry Vásquez. El venezolano aportó un poco de la gambeta y chispa que estaba necesitando Junior para romper la resistencia de Águilas.

En medio de esa permanente lucha por tratar de penetrar el área forastera, Águilas siguió contragolpeando y en los últimos minutos casi logra el gol de la ventaja, pero finalmente Viera, la falta de puntería y los palos salvaron a Junior, que ahora tiene que ir a Pasto a buscar la clasificación con los compromisos de Copa Libertadores ante Bolívar de Bolivia en medio y pensar que pudo ser peor porque la derrota estuvo realmente cerca.

VAVEL Logo