Argentina sueña con el título luego de 28 años
Imagen: CONMEBOL

Hasta hace un mes nadie tenía en el radar a Emiliano Martínez, portero que ataja en el Aston Villa de Inglaterra y quien fue sorpresivamente llamado en la última fecha FIFA para reemplazar a Franco Armani que se encontraba contagiado de Covid-19 en ese entonces. Sin embargo, el portero se apoderó del arco albiceleste y hoy tiene a la selección soñando con cortar una racha de 28 años sin triunfos.

El partido empezó con dos equipos cuidadosos y estudiando a su rival. Los primeros cinco minutos fueron lentos y de análisis, pero fue la selección argentina quien se acomodó más rápido en el juego poniéndose arriba en el marcador en los primeros 10 minutos. Un pase con precisión quirúrgica de Lo Celso a Messi, el cual le ganó el duelo a Yerry Mina y dejó en solitario a Lautaro Martínez puso a Argentina a celebrar.

Después del gol de Argentina, la selección Colombia pareció despertar con una rápida llegada de Juan Guillermo Cuadrado que terminó rebotando en la defensa albiceleste. Pero el chispazo no duró mucho en la selección cafetera, retomando rápidamente el control del partido la selección argentina que lucía más cómodo en la cancha y que parecía tener bajo control el juego.

Colombia avisó con dos pelotas en el palo en un mismo minuto. Primero, Wilmar Barrios estrellaría el balón en la base del palo izquierdo del portero Martínez tras un desvío, e inmediatamente después, Yerry Mina haría lo mismo en el tiro de esquina, pero esta vez en el larguero horizontal.

Para el segundo tiempo pareció entrar mejor la selección Colombia. Argentina bajó el ritmo y dejó en evidencia el desgaste que arrastraban. Lionel Messi fue el encargado de liderar a su selección en un partido brillante para el 10 argentino que se paseó por el área colombiana sin mayor complicación.

Poco a poco Colombia se fue acercando, hasta que finalmente en el minuto 60 y tras un pase magnífico de Edwin Cardona, el delantero Luís Díaz, que días antes le marcó un fenomenal gol a Brasil, puso el empate para los colombianos, complicando nuevamente a la selección argentina que no lograba encontrar el camino al gol.

La tricolor adoptó un esquema defensivo después del empate, y Argentina no logró encontrar la llave del gol pese a los acercamiento que tuvo con el balón parado y los pases filtrados. Wilmar Barrios incluso pareció sacar de la línea lo que parecía ser el gol de la clasificación.

El juego finalizó con Argentina buscando desesperadamente el gol y con una selección Colombia caldeada por el polémico arbitraje del juez venezolano. El partido se definiría desde los once pasos. Fue ahí donde apareció la figura de la noche: Emiliano Martínez, el cual, a pesar de su nula experiencia en estas instancias, se creció, le ganó el duelo psicológico a los Colombianos, y atajó tres penales que tienen soñando a su equipo.

De esta manera, Argentina se enfrentará ante la selección de Brasil, selección que parte como la clara favorita al título. Pero las ganas de triunfar de una selección que lleva ahogando 28 años el grito de campeón podría aguar la fiesta brasileña en el mítico Maracaná. ¿Brasil mantendrá su dominio en el continente y extenderá otro año más la sequía de Argentina? ¿O Messi y su equipo finalmente podrá gritar campeón por primera vez con la selección y devolver la gloria de los libros de historia a su selección?

VAVEL Logo