En la tarde de este 11 de agosto se disputó una nueva versión del clásico santandereano, esta vez en la ciudad de Bucaramanga. Bajo los 26° de la capital del departamento de Santander rodó el balón, mostrando unos primeros minutos de encuentro tímidos y enredados; por un lado, las locales no lograban concretar pases al terreno contrario, y las visitantes concentraron todo el juego y los primeros minutos de estudio del rival en el medio campo.

Durante este encuentro el arbitraje fue bastante cuestionado, y sobre el 15’ se produjo una acción que detuvo una opción manifiesta de gol del Atlético Bucaramanga; a pesar de ellos, la jugadora del Real Santander Vanessa González solo recibió un cartón amarillo. El duelo continuó represado en el medio campo, pero sobre el minuto 20’ las locales empezaron a generar acciones ofensivas en el campo de las rivales, las cuales se concretaron al 25’ con el golazo de tiro libre de Daniela Figueroa, el cual fue imposible de atajar para la guardameta Martha Bejarano. El equipo celebró alzando la camiseta #17, como un saludo a Renata Arango, quien se ausentó del encuentro por una lesión.

Sin embargo, la felicidad duraría muy poco; al minuto siguiente llegaría un autogol de la leoparda Lisol Castillo, quien falló en una entrega a Franyeli Rodríguez, y esta falta de comunicación entre la defensa local y la portera puso el 1-1 en el partido. Tras este error, las visitantes se animaron a empezar a arriesgar en el juego, y esto desestabilizó lo logrado por las auriverdes durante la mitad del primer tiempo, el cual finalizó con la única opción de gol que tuvo Real Santander; al minuto 47’ una acción de pelota quieta entre Heidy Mosquera y Daniela Castellanos estuvo cerca de ser el segundo gol para las dirigidas por Expencer Uribe.

Para el segundo tiempo, las locales intentaron recuperar la presión generada los primeros minutos del encuentro, pero los errores en la defensa eran muy evidentes, y Heidy Mosquera no perdonaría los espacios que le dejaron; al minuto 56’ en un contragolpe la goleadora histórica del equipo albiceleste impuso el 2 a 1 en la ciudad bonita. El partido continuó bastante cortado, debido a las faltas que se cometieron de parte y parte. La escuadra dirigida por Álvaro Herrera buscó el empate en repetidas ocasiones; al 70’ una acción peligrosa de pelota quieta por parte de Angie Cano y al 87’ con Daniela Figueroa.

Sin embargo, a pesar de ser el mejor partido de las leopardas en lo que lleva la liga, esto no fue suficiente y el clásico cerró a favor del Real Santander. Este duelo fue entre los dos coleros actuales del grupo B del torneo; con este resultado, las visitantes terminaron quintas con 6 unidades, y Atlético Bucaramanga sigue al fondo de la tabla, sin ningún punto sumado.

Matemáticamente, ambos equipos se encuentran eliminados, pero las albicelestes continuarán luchando por cerrar su presentación de la mejor manera posible, y su próxima actuación será frente al Deportivo Cali. En cuanto a las auriverdes, se enfrentarán al Independiente Medellín.

VAVEL Logo
Sobre el autor