Felipe Pardo, la figura del DIM en el debut frente al Tolima
Foto: DIMAYOR

El inicio de la Liga BetPlay no pudo ser mejor para el chocoano de 32 años nacido en Quibdó, Edgar Felipe Pardo, quien regresó al Independiente Medellín después de nueve años tras su partida al fútbol mexicano en donde dio posteriormente el salto hacia Europa y volvió a retornar al país manito en donde pasaría sus últimas temporadas jugando para varios equipos importantes del país centroamericano.

El poderoso estaba disputando un encuentro muy parejo contra el actual subcampeón del fútbol colombiano, el Deportes Tolima. El marcador reflejaba un 0-0 y las opciones de gol por parte de los dos conjuntos no eran muchas hasta el momento; ya se había jugado más de 15 minutos del segundo tiempo pero el encuentro era muy cerrado y el planteamiento táctico del equipo visitante impedía que el local pudiera generar peligro en el arco pijao.

En el minuto 69 el director técnico del equipo local Julio Comesaña le dio entrada a Felipe Pardo, jugador que entró en sustitución de Vladimir Hernández; era el debut después de varios años de 'Pipe' como es mencionado por sus compañeros y la mayoría de la afición, de inmediato el equipo tomó un nuevo aire por la banda derecha y el ataque de los locales se tornó más alegre gracias al ímpetu y el ritmo de juego que le impregnó el jugador.

Los minutos transcurrían y el marcador seguía en tablas y según el desarrollo del partido parecía que el partido iba quedar igualado debido al nivel tan parejo de ambas escuadras; pero al minuto 85 la historia cambiaría favorablemente para el local, puesto que en un centro cobrado por Jean Pineda el balón es tocado por Luciano Pons, que la dejó de rebote para que Adrián Arregui rematara  y posteriormente el arquero local la rechazara, situación que terminó en un rebote que la zaga visitante no pudo despejar y que Felipe Pardo aprovechó con un fuerte remate al palo derecho imposible para el arquero pijao, Alexander Domínguez.

Romance con la hinchada del DIM

El gol de pipe Pardo encendió los corazones rojos y desató el júbilo de una afición que se conectó y recibió de manera muy positiva al jugador desde que llegó, a lo cual él les retribuyó de la mejor manera con esa importante anotación en su regreso y los tres puntos para iniciar con pie derecho la liga e ilusionar a toda la familia poderosa con un buen comienzo en este 2022. 

Dice al adagio popular que "el buen hijo siempre vuelve a casa" y que mejor manera  de hacerlo tal y como lo hizo Felipe Pardo que no solo es querido por la afición por su sentido de pertenencia en el club sino que también es respetado por el grupo de compañeros por la experiencia y el aporte que puede brindarle al equipo y que de la mano de él y de todos los jugadores esperan hacer una gran campaña. 

VAVEL Logo