Matías Mier, un tenue destello en una noche tormentosa ante Junior
Foto: Dimayor

Una nueva noche, una nueva tormenta en todo sentido: desde la lluvia pertinaz que acompaño gran parte del encuentro, hasta lo que fue el fiel reflejo de la expresión futbolística que compaginó con el clima: un equipo pálido, frío y sin respuesta ante una nueva eliminación en un torneo que nunca va a dejar de ser importante si se tiene en cuenta que suma al palmarés, y que es una vía de escape para poder llegar a competencias internacionales.

Una vez más, Santa Fe dejó escapar, con la derrota por 0-1 ante Junior de Barranquilla en octavos de final de la Copa BetPlay 2022 una oportunidad de reivindicarse con su hinchada, cada vez más desgastada con el momento que se vive, y que pone en evidencia que el problema del equipo no reside únicamente en quién da las indicaciones desde el banquillo técnico.

Lo que ocurre con Santa Fe es un mal que viene desde todos los frentes: comenzando con una dirigencia que es a todas luces inversamente proporcional al tamaño del equipo que gestiona, hasta unos jugadores que por su desempeño justifican por completo las últimas líneas del comunicado de despedida que publicó el ex entrenador del club, Martín Cardettien el que dejó entrever que el compromiso es una cualidad que brilla por su ausencia en muchos de los jugadores de la actual plantilla. 

Hablando desde la generalidad, en la noche lluviosa de miércoles se vio un Santa Fe que, correspondiendo con la obligación de revertir la serie en la que se veía abajo, avasalló con distintas avanzadas a campo del conjunto tiburón en los primeros 45 minutos, sacando como figura al incombustible portero Sebastián Viera, y en un panorama en el que parecía que pese a las frustradas incursiones, el tanto que igualara la serie no tardaría en llegar.

Sin embargo, la segunda parte poco a poco fue agotando la gasolina de un equipo que no tiene recambios, y que se desgasta física y mentalmente muy fácil; a esto se añade, una vez más la fragilidad de un jugador como Fernando Coniglio, que cada que pisa el verde, pone a pensar a la parcialidad que si bien se tiene un delantero figurando en el XI inicial, resulta ser más bien una desventaja contar con él de entrada. 

Poco que rescatar

Languidece otro semestre viendo cómo Santa Fe pasa de ser el equipo que siempre debe ser, disputando finales, títulos, cupos a Copas Internacionales, y con una invitación permanente a las fiestas más importantes, a ser un incipiente que merodea las canchas colombianas en busca de simples clasificaciones a los ocho primeros del campeonato, y que en competiciones como la Copa, se queda por fuera a las primeras de cambio. 

John Velásquez salió lastimado del partido y es duda para el encuentro frente a Once Caldas. Imagen: Dimayor/vizzorimage.
John Velásquez salió lastimado del partido y es duda para el encuentro frente a Once Caldas. Imagen: Dimayor/vizzorimage.

Fue poco lo que se destacó en medio de la borrasca que abunda en las huestes cardenales y donde la salida de Copa fue una extensión del clima que se vive. El primer tiempo fue esa excepción a la regla: un expreso a todo vapor, que llegó con toda su intensidad arreciando con diferentes remates de media distancia y aproximaciones en jugadas colectivas a la portería del conjunto barranquillero. Remates de John Velásquez, de Andrey Estupiñán, y algunas incursiones de Coniglio, fueron muestra de que el albirrojo debió obtener más de lo que realmente se llevó a los camerinos para la segunda etapa. 

Mier, la nota que, sin ser mucho, sobresalió en el partido

Mas allá de todos los nombres mencionados, hubo uno que se destacó por sobre los demás, y ese fue el del uruguayo Matías Mier, quien tuvo la mayor regularidad con un par de remates de media distancia y un constante peligro sobre el área rival; además, formó parte de varias combinaciones desde el centro del campo para dejar mano a mano a los jugadores mencionados anteriormente. Ya sea rematando directamente, o gestando las jugadas de ataque, el charrúa fue una pieza importante en el andamiaje del equipo. 

Pero, Mier tampoco se salvó del bajón general de todo el equipo, y si bien fue el que más demostró todo el tiempo tener actitud dentro del terreno de juego en todo el partido, sus ganas, personalidad y coraje para revertir la situación adversa en la que se encontraba Santa Fe en la serie, no fueron de la mano con una regularidad en la calidad de su propio juego. En los segundos 45 minutos dejó de ser incisivo, de representar peligro para la defensa rival. Ya sus remates, que siempre son potentes, no encontraban destino de arco, y sus remates de tiro libre se estrellaban constantemente ante el muro humano que ponía Junior. 

Mier disputando el balón con un ex <strong><a  data-cke-saved-href='https://vavel.com/colombia/futbol-colombiano/2022/05/02/santa-fe/1110366-santa-fe-gano-gusto-y-goleo-ante-jaguares-y-aun-suena-con-clasificar.html' href='https://vavel.com/colombia/futbol-colombiano/2022/05/02/santa-fe/1110366-santa-fe-gano-gusto-y-goleo-ante-jaguares-y-aun-suena-con-clasificar.html'>Santa Fe</a></strong>: Didier Moreno. Imagen: Dimayor/vizzorimage.
Mier disputando el balón con un ex Santa Fe: Didier Moreno. Imagen: Dimayor/vizzorimage.

En una noche en la que el ritmo fue de más a menos, el sector derecho del campo fue el que vio más actividad, gracias a las diferentes jugadas que se gestaban por intermedio de Mier en sociedad con Velásquez. Cierto orden que se vio en la zona medular, fue en parte gracias a que el ex Junior, Equidad Independiente Medellín, manejó los ritmos con pases largos y toques cortos, sin olvidar los tres remates a portería donde en al menos uno, tuvo que intervenir directamente su compatriota y capitán del equipo, Viera. 

Lo complejo del asunto, es que debido al muy bajo nivel que ha venido demostrando Santa Fe en esta primera parte de la temporada 2022, no es difícil encontrar que con destellos de un par de jugadores, estos salgan como destacados en los encuentros que disputa el equipo capitalino, y Mier podría ser uno de esos casos, haciendo que la forma en la que los jugadores se han desempeñado, no sean un termómetro fiable para medir su influencia real. 

El próximo encuentro del 'león' será el sábado 14, cuando enfrente a Once Caldas por la última fecha de la fase regular de la Liga BetPlay I-2022.
El próximo encuentro del 'león' será el sábado 14, cuando enfrente a Once Caldas por la última fecha de la fase regular de la Liga BetPlay I-2022.

Pese a todo esto, y ante el sinsabor que dejó otra decepción más, traducida en una eliminación, en este juego de vuelta de octavos de final de Copa, Mier fue con sus intervenciones ese tenue destello en medio de una dura tormenta llamada Independiente Santa Fe

VAVEL Logo