Noche naranja en el estadio del Deportivo Cali
Foto: Dimayor

Todo pintaba para un partido con goles, emociones y buen espectáculo entre el Deportivo Cali y el Envigado. Los dirigidos por Alberto Suárez comenzaron a inclinar la cancha a su favor los primeros minutos, se acercaban con bastante volumen, pero no inquietaban mucho al guardameta Humberto Acevedo. Poco a poco, Envigado fue bajando el nivel y Deportivo Cali, más con fuerza y ganas que con fútbol, logró recuperar posesión y con cautela se acercaba al área envigadeña. 

Se cumplían ya 20 minutos en el primer tiempo, un hombre de Envigado cayó en el área del Deportivo Cali y el equipo pidió penalti. Jhon Ospina, arbitro del encuentro, dejó seguir la jugada; la defensa del Cali durmió y la figura de la cancha, Ever Valencia aprovechó la desconcentración para abrir el marcador y poner por delante a los visitantes. Desde ese momento, las cosas pintaban mal para el cuadro local.

Seis minutos más tarde, en una jugada aislada del compromiso, Juan Zapata sacó un derechazo de media distancia y la colocó al ángulo izquierdo del golero Humberto Acevedo. La estirada del guardameta fue buena, pero el tiro iba con potencia y ubicación. Así pues, la cantera de héroes marcaba el segundo y estiraba su ventaja en el marcador.

Los verdiblancos no reaccionaban, su racha sin ganar un partido se estiraba aún más y acumulaba ya seis partidos sin conseguir tres puntos. Eso sumado a las peleas internas y los problemas financieros que atraviesa actualmente el azucarero

Los últimos 15 minutos de ese primer tiempo pasaron sin muchas preocupaciones para ambos oncenos. Los ataques no prosperaron y tampoco causaron grandes problemas para los porteros. No obstante, en un tramo de la primera mitad, Envigado hizo ver muy mal al local con una seguidilla de pases que no podían neutralizar los jugadores caleños. De esta manera se acababa el primer tiempo, un 0-2 que preocupaba a los hinchas caleños por la nómina tan corta que tiene su técnico y el poco juego que mostraba su equipo. 

El segundo tiempo inició como terminó el primero, dos equipos que luchaban, que tenían la posesión, pero no tenían la intención de desgastarse. A medida que el tiempo pasaba, Deportivo Cali sumaba pases y posesión de la esférica, pero sin mayor trascendencia en el ataque. 

Los cambios hechos por el técnico visitante rindieron frutos, mientras que Mayer Candelo no pudo redireccionar a su equipo para al menos descontar y soñar con un empate. Por momentos, el Cali tenía chispazos y lograba asustar al golero Felipe Parra que respondió de buena manera cuando se le exigía. 

Como si no fuera suficiente, a los 73 minutos Kevin Moreno comete una fuerte falta en la mitad del terreno y Jhon Ospina amonesta al central por segunda vez. 15 minutos tuvo que jugar el cuadro verdiblanco con un hombre menos y todas las ventanas de cambio gastadas. Suárez aprovechó esa ventaja, reforzó la delantera naranja y tres minutos más tarde Yadir Meneses venció la valla de Humberto Acevedo y sentenció un 0-3 lapidario. 

Los minutos posteriores al gol fueron de trámite, Envigado se sabía ganador y no hizo mucho más por el partido, por su parte Deportivo Cali a trompicones buscaba el gol de la honra, un gol que nunca llegó. Resultado maravilloso para Envigado que logró un triunfo luego de 11 partidos de empates y derrotas. Del otro lado apareció otra derrota más en liga, que se suma a los malos manejos administrativos, la discordia en el camerino y el disgusto de los hinchas por el pésimo juego del equipo. Envigado sube al 16° puesto y Deportivo Cali se hunde en el último puesto de la tabla.

VAVEL Logo