Memoria Cardenal: el 'león' rugió ante un 'embajador' con rótulo de favorito
Fotomontaje: VAVEL

El 1 de febrero de 1998 inició la temporada de ese año para Millonarios e Independiente Santa Fe con la disputa del tradicional clásico bogotano en el estadio Nemesio Camacho ‘El Campín’, donde los azules oficiaron como locales para efectos de taquilla. Cerca de 40.000 aficionados asistieron al máximo escenario deportivo de Colombia para acompañar a los dos equipos (la mayoría hinchas del local).

Millonarios tenía puesto el rótulo de favorito, por parte de sus hinchas y de la prensa, no solamente para ganar ese clásico, sino para pelear por el título a final de año, ya que contrató a Francisco Maturana como entrenador y conformó una nómina importante con Albeiro ‘El Palomo’ Usuriaga como su principal figura y jugadores como Orlando ‘Pony’ Maturana, John Mario Ramírez, Bonner Mosquera, el ecuatoriano Jimmy Blandón y Osman López.

El 'expreso' y sus limitaciones

Por su parte, Santa Fe atravesaba en aquella época una situación económica bastante compleja y conformó una nómina ajustada a sus necesidades y posibilidades, de la que hicieron parte jugadores como Agustín Julio, Wilson Gutiérrez, David ‘La Cachaza’ Hérnandez, Roberth Villamizar y el argentino Leonel Liberman. Como entrenador cardenal fue contratado el yugoslavo Slobodan Zecevic ‘Zeca’. El conjunto rojo llegaba al clásico, en teoría, con una nómina limitada y no con nombres tan rimbombantes como los de su rival de patio.

El clásico se vistió de rojo. Si bien no fue un partido brillante y por momentos se tornó discreto, fue Santa Fe el equipo que se quedó con la victoria. Pero, le correspondió a Millonarios abrir el marcador a los 38 minutos del primer tiempo por intermedio de Orlando ‘Pony’ Maturana con un remate de media distancia tras un tiro libre en el que John Mario Ramírez le tocó la pelota a Maturana para que este impactara con potencia.

Y cuando se pensaba que el elenco albiazul iba a seguir de largo en el juego, el león con su tradicional garra, corazón y actitud, buscó la portería del uruguayo Héctor Burguez y a los 27 minutos de la etapa complementaria el joven Léider Calimenio Preciado, quien había ingresado en el segundo tiempo, consiguió el gol del empate luego de un centro de Carlos Uribe desde el costado izquierdo que el delantero tumaqueño aprovechó de muy buena manera. Era el primer gol de Preciado en los clásicos y fue el inicio de la exitosa carrera goleadora que tantas alegrías dio a los hinchas santafereños.

Santa Fe quería más. Millonarios estaba desdibujado en el terreno de juego y no supo reponerse del empate cardenal. El conjunto visitante continuó siendo voluntarioso y el premio a su esfuerzo e intención llegó a los 32 minutos de ese segundo tiempo, cuando Orlando ‘La Garza’ Garcés de golpe de cabeza, tras cobro de tiro esquina, le ganó en el salto a los jugadores rivales y envió el balón al fondo de la red. Segundo gol rojo que puso cifras concretas al tanteador en ‘El Campín’.

La esencia santafereña

En ese clásico, como ha sucedido en tantos otros, no se impuso el equipo considerado como favorito por su presente deportivo, nómina o entrenador. En aquel febrero de 1998, el ADN santafereño brilló y, a pesar de las limitaciones, derrotó a un Millonarios que creyó ganaría con facilidad el partido y más cuando parte de la prensa capitalina vaticinaba que así ocurriría.

Formaciones:

Millonarios: Héctor Burguez, Flaminio Rivas, Osman López, Álvaro Aponte, Héctor Mario Botero (Jaime Suárez), Yesid Mosquera (Alex Daza), Juan Carlos Niño, Bonner Mosquera, John Mario Ramírez, Orlando Maturana y Marcio Cruz.

Director Técnico: Francisco Maturana.

Santa Fe: Agustín Julio, Grígori Méndez, Adelmo Vallecilla, Orlando Garcés, Alex Lozada (Léider Preciado), Gustavo del Toro, Wilson Gutiérrez, Carlos Uribe, John Byron Marulanda (Roberth Villamizar), David Hernández (Iván López) y Harry Cuesta.

Director Técnico: Slobodan Zecevic.

Vídeo con los goles del partido

 

Este sábado se disputa la edición 307 del clásico bogotano y, al igual que en 1998, Millonarios (local para efectos de taquilla), llega con la condición de favorito por su presente deportivo, nómina y estilo de juego. Santa Fe, aunque bien ubicado en la tabla de un apretado torneo, ha mostrado irregularidad en su rendimiento y en los semestres recientes los logros y buenos resultados no lo han acompañado, además de que su nómina luce limitada y se ha visto afectada por las lesiones. Sin embargo, los hinchas cardenales anhelan que, tal como sucedió hace 24 años y unos meses, el ADN santafereño se imponga a la adversidad.

VAVEL Logo