Los ‘matecañas’ pisaron fuerte en el clásico del eje
cafetero
Foto: Deportivo Pereira Oficial

La ciudad de Manizales presenció una nueva edición de uno de los clásicos más tradicionales en fútbol profesional colombiano. El estadio Palogrande recibió a las dos hinchadas en un marco excepcional. Las expectativas estaban en el punto más alto por el recibimiento que se esperaba y además del gran acompañamiento de la gente de la "Perla del Otún".

El árbitro Jhon Hinestroza miró al cielo, acomodó su reloj e hizo sonar su silbato; el balón comenzó a rodar en un partido que aseguraba emociones desde principio a fin en el público en general. Deportivo Pereira, caracterizado por su juego rápido, de presión alta y muy profundo, buscaba con Darwin Quintero encontrar las mejores conexiones en el frente de ataque para lograr mucha más eficacia; el duelo por las bandas no fluyó de la mejor manera, mientras que el Once Caldas, con el pasar del tiempo, se hizo muy fuerte con su juego de apertura, pero no lograba conectar en el último tramo.

El primer gol no demoró en llegar, y desde el minuto dos ya lo ganaba el Deportivo Pereira, de la mano de su capitán Darwin Quintero, quien fue el que inició la jugada de gol, pero antes de eso Ewill Murillo recuperó de manera extraordinaria, Quintero profundizó por la banda derecha y luego Faber Gil tiró un centro a media altura, que el arquero James Aguirre rechazó, pero dejó un gran rebote, que el referente del equipo no desaprovechó y abrió el marcador de manera temprana.

Antes de cumplir los diez primeros minutos, los matecañas presionaban en zona alta y eran muy rápidos en sus decisiones. Al minuto siete de partido llega un golazo de la Andrés Ibargüen, donde fue la misma virtud del primer gol. No dejó acomodar la defensa rival y aparte lo hacia ver muy mal porque no le dejaba los suficientes espacios. Esta vez el capitán fue el que se asoció con la línea ofensiva, toques a primera intención y  presionó rápidamente, después del gran pase de Darwin Quintero a Ibargüen, el extremo se dio vuelta y logró encajar el balón de media chalaca.

La desesperación por parte del cuerpo técnico del "Arriero" Herrera era un constante en estos primeros minutos, porque su equipo había recibido un golpe anímico muy duro y no se recomponía, pero al pasar del tiempo se fue acomodando y logró encontrar otra vez esa posición del balón, conectar con Juan Cuesta que fue uno de los jugadores más fundamentales en los Albos en este primer tiempo, ocasionar centros para poder generar peligro, pero los matecañas eran fuertes por arriba y su guardameta Salvador Ichazo le brindó seguridad en varias ocasiones a su línea defensiva.

La primera amarilla del partido llegó al minuto 17 para el mediocampista Iván Rojas del conjunto "manizalita", en esta jugada puntualmente le dio dificultad detener el gran desequilibrio de Alejandro Piedrahita por su banda.

El blanco blanco se recuperó mucho en esta primera parte, fue mucho más rápido, pero no encontró la claridad en su elaboración, le faltó ser más compacto y aparte enlazar bien a la hora de atacar. El Deportivo Pereira lo trabajo de una manera muy inteligente después de los dos goles, el capitán del barco le dio la tranquilidad en general a su equipo y más a su medio campo para que se viera mucho más ordenado y se pudiera replegar de gran manera.

La jugada de gol más clara para el Once Caldas y que levantó a su gente de la silla, fue al minuto 36, donde un remate potente desde fuera del área por parte de Billy Arce, sorprendió al arquero, pero Ichazo estuvo firme y respondió con sus puños.

En ciertos momentos fue un partido de mucha fricción y ahí es donde llegaron varias tarjetas amarillas, en primer lugar, para Mauricio Castaño, en el lado visitante Alejandro Piedrahita estreno al minuto 39, posteriormente a esto el juez central pinto a Billy Arce al minuto 43.

En el segundo tiempo, el Pereira saltó con otra mentalidad al terreno de juego, le bajó a su dinámica, no fue proactivo y le costó tener posesión del balón. Por el lado del Once Caldas hay que rescatar que cambió drásticamente la actitud, obteniendo el 62% de posesión, propuso mucho más y generó ciertas dudas en la defensa rival. En el minuto 47’ hubo una gran combinación por la banda izquierda, después de ese último pase que le quedó al máximo goleador del FPC, Dayro Mauricio Moreno, fue algo muy inevitable que fallara un gol en frente al arco, es raro porque casi siempre anota y es letal.

Los primeros cambios del partido llegaron por manos de los Albos, donde su figura Lemos salió, por otro lado, el lateral Mauricio Castaño que estaba condicionado con tarjeta desde el primer tiempo, tuvo que ser sustituido por Jorge Cardona.

El clásico del eje se empezó a poner cadente en las tribunas, los cánticos retumbaban en cada una de las hinchadas y esto a llevó a que los jugadores disputaran cada pelota como la última. Al minuto 57 un gran manotazo de Faber Gil en la cara del rival, desató lo que se iba a venir próximamente. Tres minutos después hubo una agresión sin balón por parte de Darwin Quintero al central del Once Caldas Jaider Riquett, esto ocasionó varios encontronazos y empujones, la pelea se fue de largo y el cuerpo técnico del Arriero ingresó para separar a los jugadores, Hinestroza tuvo mano dura y sacó amarillas para lado y lado, hasta el preparador de arqueros del blanco blanco se fue con su tarjeta para el banco.

Salvador Ichazo apareció de manera monumental en los tres palos para salvar al Matecaña en el minuto 65, después de una gran sociedad de John Araujo con Dayro Moreno que se le bajó a Gustavo torres de una manera sutil y precisa, el centro delantero remató fuertemente, pero el guardameta visitante lo achicó de manera rápida y evitó el desahogo de una hinchada que está ya se encontraba desesperada y ansiosa de gritar gol.

El grande matecaña, con su victoria ya en el bolsillo, lo luchó hasta el final con sus últimas garras que le quedaban en los suspiros finales del compromiso, intensificó sus esfuerzos para aguantar el volumen de ataque del local. Los dirigidos por Leonel Álvarez, no lograron encontrar una salida clara desde la parte de atrás, le costó tener ese nexo en la mitad del campo, como ocurrió en la primera parte que llevó a que su equipo se desenvolviera y estuviera mucho más tranquilo.

Once Caldas Oficial

El tiempo se consumía y el equipo Albo agotaba sus últimas posibilidades en busca de lograr descontar, finalmente después de una imprudencia del portero matecaña al minuto 88 en su área, el Palogrande retumbó en silbidos y reclamos por un posible penal a favor del blanco blanco, los jugadores del Once Caldas no dudaron en reclamar y el VAR convocó al señor Hinestroza para revisar la jugada detalladamente, una decisión que tomó varios minutos y después de repetir la jugada una y otra vez desde diferentes ángulos, decreto penal a favor.

Al minuto 90 el segundo máximo goleador del fútbol profesional colombiano, Dayro Moreno, tomó la pelota como ya nos tiene acostumbrados y convirtió el penalti para descontar en el marcador, este gol lo acerca cada vez más para superar el récord y estar por encima del gran Sergio Galván Rey y ocupar la posición número uno en la tabla de goleadores históricos del FPC.

Al minuto 90+7, el árbitro decidió dar el pitazo final y con un marcador 1 -2. El Deportivo Pereira representó a la ciudad y ganó el clásico por su gente, por la historia y por los colores. El equipo viene en una curva ascendente, siendo el quinto triunfo de manera consecutiva y ocupando la segunda posición en la Liga.

VAVEL Logo