El entrenador del Real Cartagena valoró el punto obtenido en la capital metense, Alberto Suárez destacó que salió el plan de juego como lo pronosticó. “No es muy difícil predecir cómo puede salir un partido como este, cuando comparas las dos nóminas, fue un partido disputado con dos equipos serios, quienes cada uno con sus argumentos el uno al otro quiso lastimar al rival”.

El adiestrador auriverde admitió que su equipo siempre tuvo la intención de sumar de a tres, pero la efectividad en el arco rival frustró su intención. “En la última jugada de Girado pudimos ganar el partido, enfrentamos a un gran rival, estamos tranquilo con el grupo, la urgencia es sumar de a tres, pero la necesidad es marcar, se generan muchas opciones, pero se marca muy poco”.

El DT de los heroicos aseguró que no es fácil jugar el torneo de la B, sobre ello dejó una frase contundente. “El torneo de la B está complejísimo, los equipos reforzados como nosotros estamos sufriendo mucho”.

Suárez recalcó que su equipo llevo un plan de juego y que nunca fueron inferiores al rival. “Hablemos de fútbol primero, estratégicamente y tácticamente habíamos preparado un partido, el partido se preparó en función de no arriesgar en los primeros minutos y generarle un desgaste a Llaneros, mientras nosotros nos acomodábamos, nosotros tuvimos cuatro ocasiones de gol antes de la primera de ellos”.

Suárez no dio pista sobre la lesión de Marrugo, pero si reconoció la falta que le hizo el cerebro del mediocampo auriverde. “La lesión de Marrugo nos metió en un problema, tuvimos que gastar una ventana y luego la lesión de Becerra. Ellos tenían la ilusión de ganar y nosotros teníamos la ilusión de ganar”.

Finalmente, tuvo palabras de elogio para Teófilo Gutiérrez y sentenció que nunca se opuso a la llegada del jugador. “Teo nunca será incomodo, a mi me consultaron, y pensé de inicio que era muy lejano, el sabe que hemos contratado a un líder y esperamos que desde su aporte nos de mucho al Real Cartagena”.