El América logró clasificar a los cuartos de final de la Copa Águila

Sin mostrar su mejor versión, el conjunto 'escarlata' logró su cometido y se adentró en la siguiente ronda, donde se medirá contra su rival de patio: Deportivo Cali.

El América logró clasificar a los cuartos de final de la Copa Águila
Foto: América de Cali.

En el debut del volante de recuperación Elkin Blanco, el América visitó el nido de las Águilas de Rionegro, con un solo objetivo: lograr la clasificación a los cuartos de final de la Copa. El propósito se cumplió; sin embargo, la poca creatividad de juego que tiene la escuadra de Hernán Torres, preocupa en el ambiente escarlata.

Con una nómina de lujo, en las que destacaban los nuevos refuerzos como el mencionado Blanco, Alejandro Bernal, Luis Tipton y Eisner Loboa, se buscaba mayor desequilibrio y sobre todo generación de fútbol, algo que se le ha venido pidiendo al equipo en los últimos encuentros y no se ha logrado, a pesar de las nuevas caras que han llegado.

Por otra parte, el encuentro era la excusa perfecta para que el equipo de Óscar Pérez volviera al triunfo y así alzar el ánimo de los jugadores, después de iniciar un torneo bastante flojo para los antioqueños, que hasta el momento solo han conseguido un punto en lo que va del semestre (empató contra Millonarios en el Campín). No obstante, el sistema defensivo propuesto por el América y las grandes atajas del golero Carlos Bejarano, evitaron una sorpresa en el estadio Alberto Grisales.

Primer tiempo de pocas emociones

Contadas fueron las oportunidades en que ambos conjuntos se acercaron al área rival, en un primer tiempo donde la lucha de la pelota se trasladó al medio campo y en donde ambos equipos disputaron un partido trabado y por ratos lentos, debido a la poca creatividad y poco fútbol mostrado.

Fernando Queso Fernández tuvo la ocasión más clara para los de la Sultana del Valle, en un cabezazo en el área, que Valencia atajó oportunamente en el minuto 18. Mientras que, los antioqueños se acercaron al arco de Carlos Bejarano a partir de remates de media distancia de Giraldo, Hurtado y Restrepo.

El cero se mantuvo gracias a Bejarano

En la segunda parte, los dirigidos por Pérez salieron a buscar el gol que les permitiera empatar la llave; no obstante, se encontraron con un inspirado Carlos Bejarano que mantuvo, por cuarta vez en el semestre, su portería invicta.  Oportunidades como la de Daniel Hernández, que remató en el corazón del área al minuto 53 o los disparos de fuera del área por parte de Rivera y Choronta Restrepo no lograron vencer al arquero chocoano, que se marchó del partido siendo la figura.

Con el empate en el Alberto Grisales, el América logró su objetivo y mantuvo la ventaja conseguida en la capital del Valle, que le permitió sumarse a Atlético Nacional y Deportivo Cali, como los equipos clasificados a la siguiente ronda, siendo este último su próximo rival en los cuartos de final de la Copa Águila.

El próximo partido de los escarlatas será este sábado, 29 de julio, cuando visiten el calor de Montería, para enfrentar a uno de sus rivales directos en la lucha por no descender: Jaguares de Córdoba.