Bejarano se vistió de héroe

América de Cali se clasificó a semifinales de la Liga Águila tras derrotar por penaltis al Junior de Barranquilla 2-4. Los 'escarlatas' se medirán ante 'embajadores' por las semifinales del campeonato.

Bejarano se vistió de héroe
Foto: El País

Los diablos rojos como locales en el Pascual Guerrero no pudieron imponerse ante el equipo barranquillero y en un partido más disputado que jugado se fueron en tablas, dejando la sensación de que el resultado era positivo para los rojiblancos, quienes debían definir la llave como locales en el Metropolitano, tarea difícil para los escarlatas, ya que a lo largo de la Liga, Junior ganó 7 partidos, obtuvo una derrota ante Santa Fe por 0-1, además del empate ante Rionegro Águilas 2-2, dejando un balance casi perfecto para el equipo dirigido por Julio Comesaña.

Los favoritos para pasar la llave eran los rojiblancos, debido a la grandiosa nómina que formó para afrontar este campeonato, teniendo como referentes a Yimmi Chará y Teófilo Gutiérrez, quienes fueron el arma letal en el aspecto ofensivo del equipo barranquillero y tras la eliminación que sufrió el equipo de Comesaña, a manos del Flamengo de Brasil por Copa Sudamericana, el único objetivo en carrera era la Liga, lo que significaba que el tiburón iría con toda para pasar a semifinales del torneo y tener más cerca el campeonato y de esta manera cumplir con 2 de los 3 objetivos planteados para el equipo en este semestre.

Iniciativa 'rojiblanca'

El partido comenzó con la iniciativa de los locales, quienes mediante los pies de Chará, demostraban la calidad y el estilo de juego que los caracterizó durante el semestre, intentando someter a su rival en propia cancha y de esa manera lograr resolver de manera rápida el partido. Por su parte el trece veces campeón, salió a esperar al local, organizándose de gran manera en fase defensiva.

El Junior pegó primero, tras una genialidad de Chará eludiendo a varios jugadores americanos, en el minuto 20’ logró sacar un remate difícil para el guardavallas escarlata a quien los reflejos le alcanzó para atajar el tiro, pero otorgando un rebote que fue aprovechado por Teófilo Gutiérrez y de esta manera poner la ventaja para los locales. Tras el gol, el equipo del Polilla Da Silva salió en busca de emparejar el resultado y a pesar de dejar espacios que pudieron ampliar el marcador en favor del equipo de Comesaña, lograron obtener un tiro libre cerca de la portería de Sebastián Viera, que en el minuto 27’ cambió por gol, una espléndida ejecución de Juan Camilo Ángulo, que dejó sin nada que hacer al portero uruguayo.

Contundencia del local

Tras el empate americano y la seguridad defensiva que ha expuesto el equipo del Polilla desde que esta a su cargo, se esperaba que los diablos rojos pudieran sostener la paridad, por lo menos hasta el cierre del primer tiempo, no obstante, una desatención cerca del arco protegido por Bejarano, permitió que al minuto 38’ Germán Gutiérrez se las arreglará para rematar desde media distancia y nuevamente poner el marcador en favor del equipo barranquillero y de esta manera concluir el primer tiempo

El panorama parecía complicársele al cuadro americano, ya que el gol como visitante no era uno de sus fuertes y en una cancha como la del Metropolitano era una difícil tarea conseguir marcar y evitar que el Junior marqué. Los dirigidos por Comesaña bajaron la intensidad teniendo el resultado a favor, a pesar de seguir generando opciones, dejaron que América se arriesgará más y de esa manera aprovechar los espacios. Por un momento parecía que le resultaba la estrategia al equipo barranquillero, ya que alrededor del minuto 70’, Teo alcanzó a coger una pelota que le filtraron desde el medio dejándolo mano a mano con Bejarano y consiguiendo anotar, anotación que fue anulada por un fuera de lugar dudoso del mismo Teo, pero que el juez de línea invalidó y dejó con vida al América para el resto del partido.

Mano del DT

Polilla le apostó a igualar el marcador y se la jugó sacando a Elkin Blanco, por Mosquera en el 61’, seguido a ello el ingreso de Olmes en remplazo de Brayan Angulo en el 67’ y agotando el último cambio con Lizarazo en lugar de Alejandro Bernal en el 76'.

Los cambios dieron frutos al final, puesto a que cuando parecía que el marcador quedaba 2-1, Olmes consigue una falta cerca del área de Viera, la cual daba la oportunidad de volver a igualar el partido mediante la pelota quieta. El encargado de ejecutar fue Lizarazo, quien centró de gran manera para permitir que Eder Castañeda burlará a Viera con un cabezazo y en el minuto 88’ igualar el marcador 2-2 y de esta manera sentenciar los penales.

¡Penales!

América le había apostado a los penales y escogió empezar pateando. Lizarazo fuel primero y aseguró el cobro con un potente remate al lado izquierdo del portero. Teo logró engañar a Bejarano y anotó al palo derecho, igualando la serie. El siguiente en patear fue Juan Camilo Angulo, quien no pudo engañar a Viera y patio al mismo palo, el derecho, al cual se tiró el portero, quien terminó atajándolo. James Sánchez fue el segundo en patear para los rojiblancos, ajustando un remate potente al palo izquierdo de Bejarano, quien fue al otro palo y de esta manera dejando en ventaja a los locales.

Tras el 2-1, Arboleda fue el siguiente en cobrar para los escarlatas y con serenidad ejecutó al palo derecho engañando completamente a Sebastián Viera, para igualar la serie 2-2. Por los tiburones el siguiente fue Matías Mier, que intento aguantar el remate para engañar a Bejarano, pero no pudo y el guardavallas americano atajó el cobro dejando la serie sin ventajas para nadie.

Eder Castañeda, fue el cuarto lanzador y con vehemencia disparó al palo izquierdo de Viera quien se quedó parado, dejando que los escarlatas se pusieran en ventaja. Yimmi Chará, fue el encargado de patear el siguiente penal, pero la falta de seguridad y potencia le dio ventajas a Bejarano para poder atajar el cobro y dejar a los diablos rojos a depender de sí mismos en el último remate. El siguiente en cobrar fue Martinez Borja, quien a sabiendas de que tenía la clasificación en sus pies, besó el balón, dio la última mirada al cielo, acomodó la pelota y con total serenidad emprendió carrera, remató  con potencia y colocación a la parte alta del palo izquierdo de Viera, anotando y de esta manera sellando el pase a semifinales de Liga Águila del conjunto de los diablos rojos.