Junior ganó pero no convence

El debut de Junior en Liga fue con victoria, con un equipo alterno, ya que el principal fue reservado para el partido de vuelta ante Olimpia por Copa Libertadores, los tiburones vencieron por la mínima diferencia al Atlético Bucaramanga.

Junior ganó pero no convence
Foto: El Tiempo
Junior
1 0
Bucaramanga

Tras la derrota por la mínima diferencia en Asunción, el Junior tuvo un estreno bueno en el Metropolitano, con su gente y ante un rival como el Bucaramanga que vino a pelear el partido de tú a tú. Los canarios no se escondieron y plantearon un partido de respeto ante los rojiblancos

Junior trabajó el partido, lo intento de todos modos, hizo figura al portero rival, pero acabó ganando por la mínima. El equipo de Alexis lo tuvo todo, pero apenas por un tanto se llevaba los tres puntos para ser uno de los líderes del campeonato.

El tiburón de Alexis pegaría su primera mordida, con un plantel en su mayoría alterno. Transcurría el minuto 88 del juego, cuando el juvenil Kevin Aledesanmi por la derecha lanzaba el esférico al área y el volante guajiro Luis Díaz daría el gol de la victoria a los barranquilleros con un remate de derecha que no pudo contener Ojeda

El elenco barranquillero desde el principio intentó agredir al rival, el uruguayo Jonathan Álvez que se estrenaba ante la afición, en el minuto 16 estrelló el balón en el palo, que evito la anotación para el charrúa. Por otro lado, Matías Mier lo intentó en pelota quieta en el minuto 33 y por poco casi anotaba para Junior

En la segunda parte, el volante Jarlan Barrera casi desnivelaba el marcador, pero el argentino Ojeda con una providencial atajada evitaba el gol del local. Luego en el minuto 75 repitió Jarlan, pero no pudo marcar. 

En el minuto 84, con Luis Díaz en cancha, el profesor Alexis incluyó a Kevin Aledesanmi, quienes a la postre se juntaron para la única anotación del partido. Junior con tres puntos en la maleta, se apresta para recibir este jueves al Olimpia por Copa Libertadores donde tiene la responsabilidad de remontar un 1-0 en contra.