¿Le debe mucho el Cali a Héctor Cárdenas?

Opinión. El actual DT de los 'verdiblancos', Héctor Cárdenas a pesar de los malos resultados, se aferra al puesto y a base de logros aspira a encontrar el respaldo administrativo que parece no tener a la mano.

¿Le debe mucho el Cali a Héctor Cárdenas?
Foto: Jeshimy Quiñones- VAVEL

A Cárdenas parece que no le afecta la crisis por la que pasa el Deportivo Cali, el DT verdiblanco se aferra a sus resultados y a la confianza en su trabajo para continuar en el cargo de estratega del Cali. Tras la clasificación del pasado jueves por la Copa Águila, el vallecaucano destacó: “En cinco meses llegamos a una final y hoy estamos en una semifinal”.

Sin embargo, no es hora de sacar a pecho un resultado, es hora de mostrar gestión, de mostrar capacidad, de mostrar liderazgo, de mostrar amor y es hora de hacer respetar una camiseta. El pasado jueves, si no es por Pablo Mina, el Deportivo Cali hubiese sufrido en demasía. Si el entrenador no se dio cuenta, teníamos al frente a la peor versión del rival del patio, al que para respetarle se le debía pasar por encima, pero no.

Eso no paso con el Cali, se vio un equipo con un andar cansino y sin fuerzas, sin ganas de luchar, contrario a lo manifestado entre semana cuando se habló de un respaldo de los jugadores al DT, pero el respaldo se muestra en la cancha y por lo menos, en la retina de muchos no vimos el famoso respaldo.

También a Cárdenas se le debe recordar que en la vuelta de la final, su equipo se vio inmensamente superado por Nacional y que en la Copa se ha complicado con el Cúcuta Deportivo en octavos y en cuartos con América.

A Cárdenas hay que decirle que de buenas intenciones no se vive en el fútbol, y que si no se pudo, y que si no se puede, lo mejor es apartarse y dejar que el club siga su camino. La hinchada tan exigente como siempre, pide a gritos no solo resultados (una final y una semifinal en cinco meses), pide entrega, pide buen fútbol, pide a un equipo que salga a imponer condiciones, no un Cali temeroso como el de las últimas jornadas.

Este domingo, se espera que en el segundo clásico en menos de cuatro días, el Cali demuestra un poco más, más coraje y entregue no solo un resultado, entregue un buen fútbol para todos los espectadores.