Del fútbol y la religión: el hincha del DIM que practica el islam

El escritor Eduardo Galeano habla del fútbol como una "religión que no tiene ateos". Justamente, hoy en VAVEL Colombia contaremos la historia de un hincha para el que después de Dios, está el Deportivo Independiente Medellín.

Del fútbol y la religión: el hincha del DIM que practica el islam
Fotografía: VAVEL Colombia

Hader Kenio Nevado ha sido hincha del Deportivo Independiente Medellín desde que tiene uso de razón, lo ha seguido por varias ciudades y países, pero hay algo que lo diferencia de la mayoría de aficionados del club antioqueño: su religión es el islam.

Mientras la mayoría de hinchas que acuden a la tribuna occidental se disponen a buscar su asiento, comer algo o simplemente hablar en la previa del partido, Hader se ubica para orar, generalmente cerca a las cabinas de radio del complejo deportivo:

"Practico la religión permanentemente, tenemos como objetivo adorar a un solo Dios y uno de los pilares del islam es que oramos cinco veces al día y ese es el motivo por el cual en el estadio normalmente me coge una de las horas donde debo orar", afirma el aficionado.

Dicho ritual es conocido como el Salat y tiene cinco momentos de oración en el día: el fayr, antes de la salida del sol; el zuhr, al mediodía; el asr, en la tarde; magrib, en el ocaso, y el ishá, que se realiza en la noche.

Él es colombiano y desde hace algunos años se convirtió al islam, después de informarse respecto a varias religiones:

"Yo investigué en muchas religiones, desde catolicismo hasta el cristianismo, igual todas las religiones cristianas vienen del monoteísmo, hasta el islam, pero en esa investigación me di cuenta de que había muchos libros modificados por el hombre durante los tiempos, pero que siempre llegaban a la misma conclusión: un solo Dios. Cuando empecé a investigar sobre el islam me di cuenta de que no eran libros modificados".

Hader Kenio tiene tres hijos: su hija mayor tiene 23 años, le sigue el de 18 y, finalmente, su hijo menor, quien a sus ocho juega de arquero en las divisiones menores del Medellín. Él cuenta que los dos mayores no se han convertido, pero "ya tienen tendencias practicantes".

Una parte curiosa de su momento para orar en el estadio es que muchos aficionados lo toman como una oración de él para el Independiente Medellín, pero explica que se debe a que generalmente cuando hay partido, su tiempo dentro del estadio coincide con alguna de las cinco oraciones diarias:

"Muchas personas lo han tomado como que es el momento de orar y pedir por el Medellín, tiene algo de cierto, pero no es el fin como tal. Siempre que tengo la oportunidad de hacer la oración en el estadio, hay un espacio para pedir por el equipo".

Según cuenta el hincha, antes la gente tomaba su ritual como algo extraño, pero ahora lo asumen con respeto: 

"Muchos hinchas se me han acercado, al comienzo lo veían como extraño, pero al ser algo continuo, ya ellos lo han visto como normal y hay cierto respeto hacia esa parte religiosa y es bonito, porque se ha ido mezclando el tema religioso con el deportivo. Eso es parte de mí como hincha y como musulmán, va unido lo uno a lo otro".

Y es que para Hader Kenio el equipo paisa es fundamental en su vida, tanto así que lo ha acompañado en varios países del continente: 

"Todo, después de Dios, es  el Deportivo Independiente Medellín. Yo nací en el año 72, vine a mi primer partido en el año 78, que fue Medellín vs Pereira, tenía seis años de edad. Vengo siguiendo a mi equipo sin falta todos los partidos, en las épocas muy buenas y también en las difíciles, conozco todos los estadios del país, he hecho varios viajes al exterior, como Ecuador en dos ocasiones, Uruguay, Brasil, Paraguay y Argentina".

El hombre de 43 años también cuenta que tiene una buena relación con el técnico Juan José Peláez quien, entre otras cosas, lee El Corán, que es el libro sagrado del islam.

"Juan José Peláez tiene como código de vida leer El Corán. Pocos conocen esa historia, pero es real y he tenido la oportunidad de compartir con él apartes de nuestra religión".

Hader Kenio asumió su religión como un estilo de vida, así como lo es acompañar a su equipo de fútbol en todos los partidos, y seguramente lo hará hoy, cuando el cuadro antioqueño reciba en su estadio al Cortuluá, buscando dejar atrás la eliminación en la Conmebol Sudamericana. 

Deportivo Independiente Medellín