2017-II en azul y rojo: Leonardo Castro

Al jugador caucano sólo le bastó un semestre para alzar el trofeo de la Liga Águila 2016 I siendo una grata revelación durante aquel torneo. Es considerado un gran delantero pero luego de una lesión que lo alejó aproximadamente 8 meses de las canchas no ha vuelto a retomar su mejor nivel.

2017-II en azul y rojo: Leonardo Castro
2017-II en azul y rojo: Leonardo Castro | Fotomontaje: Jhonatan Martinez (Vavel)

Para Leonardo Castro no ha sido nunca fácil en la vida, el nacido en El Tambo Cauca el 14 de junio de 1992 se mudó a vivir a Pereira cuando aún era un niño, allí encontró el modo de ayudar a su familia trabajando, razón por la cual no pudo culminar el bachillerato.

El 'Chacho' trabajó como obrero, luego transportó productos agrícolas para culminar trabajando en la empresa de aseo de la ciudad, para la cual jugó la Copa Ciudad de Pereira en 2014; donde fue el goleador y además fue nombrado como el mejor jugador del torneo. El delantero continuó con su trabajo, y después con la ayuda de Audifarma logró dedicarse completamente al deporte.

Castro probó suerte en equipos como Envigado, La Equidad y el Barranquilla FC, en ninguno fue aceptado, por tal razón regresó a Pereira donde se probó con el Deportivo Pereira, donde fue aceptado y logró tener una etapa exitosa en el balompié de la segunda división Colombiana.

Tras 30 goles en dos años con el Matecaña, siendo goleador y figura de la B, el delantero de 25 años fue tentado por equipos de la talla de Nacional y Millonarios, pero finalmente en diciembre de 2015 se incorporó al Deportivo Independiente Medellín, equipo que lo potenció y con el que seis meses después se coronó campeón de la Liga Águila, tras un gran semestre anotando goles importantes y ganándose un puesto entre las rutilantes figuras que tenia el Poderoso en aquel torneo.

Con el DIM, el '23' jugó Copa Sudamericana en 2016-II, durante la cual se lesionó en un partido frente a Sportivo Luqueño de Paraguay, lesión que lo alejaría aproximadamente 8 meses de las canchas en el mejor momento de su carrera.

Ya para 2017-I, tras su recuperación entre marzo y abril, jugó la Copa Libertadores con el Poderoso y la Liga Colombiana, retomando de a poco su nivel, pero con alguna serie de altibajos en su fútbol.

Durante el último torneo de 2017 para el Medellín, Castro no pudo tener demasiada constancia en su nivel de juego, jugó bastante y convirtió goles importantes pero su juego, como el de todo el equipo, bajó a tal punto de ser una temporada decepcionante para el DIM, así como para Castro.

Análisis

Para el jugador de 25 años el segundo semestre de 2017 fue de altibajos. No obstante, el 'Chacho' logró tener mayor continuidad en el equipo buscando volver al nivel que lo hizo referente de ataque del Deportivo Independiente Medellín antes de la lesión de rodilla que sufrió en 2016.

Leonardo Castro en este 2017-II jugó 18 partidos, de los cuales 15 fue titular por liga y otros 2, siendo titular en uno por Copa Sudamericana. En ese cúmulo de encuentros el delantero anotó en 5 ocasiones y dio una asistencia sumando todas las competiciones.

Una de sus más destacadas actuaciones fue en un partido frente a Racing Club por Copa Sudamericana donde se apuntó un doblete en agosto de 2017, lo cual le valió para estar en la mira de Independiente de Avellaneda, a la final el negocio con el Rojo Bonaerense se cayó y 'Leo' bajó su nivel junto al resto del equipo.

Leonardo Castro es una de las cartas importantes del Poderoso, al lado de Juan Fernando Caicedo en el ataque han tenido jornadas exitosas como dupla ofensiva, sin embargo pese a que los entrenadores Juan José Peláez e Ismael Rescalvo buscaron sacar provecho de esa sociedad en 2017-II, el semestre no fue muy bueno para ambos delanteros, en especial para Castro, que aún no logra recuperar del todo su nivel tras haber dejado atrás un periodo largo fuera de las canchas por lesión.

Para 2018, el DIM viene renovando su nómina, sin muchas figuras, pero con jóvenes talento con mucha proyección, es allí donde Ismael Rescalvo espera, con la nueva nómina, dar a Castro los mejores acompañantes y el mayor volumen de juego posible para que el otrora goleador retorne al idilio con las redes y con la hinchada del Medellín.