2017-II en azul y rojo: Valentín Viola

El jugador argentino se puso la camiseta del poderoso desde el 2017, cuando inició la era del también argentino Luis Zubeldía. Le dio opciones al equipo rojo por el extremo izquierdo, lugar donde habitualmente jugaba.

2017-II en azul y rojo: Valentín Viola
2017-II en azul y rojo: Valentín Viola | Fotomontaje: Jhonatan Martínez

El rojo de la montaña cerró el 2016 con una copa más en sus vitrinas, y con esto, también se ganó la posibilidad de participar en la siguiente edición de la Copa Libertadores de América. Por ello ainicios del 2017 el poderoso se esmeró en contratar jugadores de peso y un cuerpo técnico capacitado para hacer una buena participación en el torneo internacional.

Por esto se apuesta al nombre de Luis Zubeldía para dirigir el barco poderoso en el 2017, y con él vendría otro argentino, esta vez siendo un jugador que reforzaría la nómina: Valentín Viola.

Sin duda alguna el primer semestre de Valentín Viola fue reconfortable tanto para la hinchada como para el cuerpo técnico y directivos, ya que era un titular indiscutible por la banda izquierda, dándole mayor ataque al equipo rojo por dicho costado, no solamente surtiendo a los delanteros con buenos balones después de desbordes sino también aportando con una buena cuota de goles.

En el primer semestre del año el argentino jugó un total de 21 partidos, en los cuales se reparten 16 partidos por Liga Águila (siendo titular en 11 ocasiones) y 5 partidos de Libertadores siendo titular en los 5 encuentros y aportó dos goles en dicha competición. En total anotó seis goles en dicho semestre e increíblemente serían los únicos que marcaría en el equipo rojo.

En el segundo semestre las lesiones no fueron su mejor aliado, por ello tuvo que ser descartado en más de una ocasión por Juan José Pelaez, quien llegó luego de que Luis Zubeldía saliera del club rumbo a España. En la segunda parte del año el argentino solo participó en 6 encuentros siendo titular en cinco ocasiones, repartidos así: 1 partido de Copa Sudamericana, dos de Liga Águila y tres de Copa Águila, y no aportó ningún gol a la escuadra roja, cerrando así un semestre para olvidar tanto él como el equipo en general.

"Tintín" había llegado como préstamo por un año del fútbol Belga, más exactamente del club Mouscron Peruwels, y al final de la temporada 2017 se decide no renovar el contrato con el jugador, por ello se da su salida del equipo del pueblo, y se despidió de la hinchada desde su red social en Instagram con estas palabras:

"Se me acaba el préstamo con este hermoso club. Un año con momentos buenos y malos. Un primer semestre donde pude jugar casi todos los partidos y volver a mi nivel futbolistico Ya en el segundo dos lesiones me impidieron encontrar regularidad y jugar los partidos finales. Lesiones que nadie quiere tener pero hacen parte de este juego llamado Futbol. Siempre respete al club y a la hinchada por eso senti el deseo de dejar un dinero el cual creo no me correspondia por no haber jugado tanto la ultima parte del año. Sepan que me siento en deuda con mis comapañeros y con la hinchada poderosa por este ultimo tiempo pero tambien sepan que cada vez que me puse la camiseta lo di todo e intente hacer lo mejor. Gracias por este año a todos!"