2017-II en azul y rojo: Juan Fernando Caicedo

El delantero antioqueño cumplió con su tercer año en el equipo. Sin embargo sigue distanciado de las redes y alejado del nivel por el cual el 'Poderoso' se fijó en él cuando lo contrató.

2017-II en azul y rojo: Juan Fernando Caicedo
2017-II en azul y rojo: Juan Fernando Caicedo | Fotomontaje: Jhonatan Martínez

Juan Fernando Caicedo nació en 1989. A sus 28 años de edad, el nacido en Chigorodó, Antioquia cumple con su estadía en el Independiente Medellín, al que llegó en 2015, luego de un semestre fenomenal con el Atlético Huila. En su primer año, cumplió con la tarea para cual lo trajeron: hacer goles, pero en 2016 su producción goleadora bajó al punto que hoy es una segunda opción para el ataque en el 'Poderoso'.

En el segundo semestre de este año, Caicedo tuvo algunos juegos como titular de la mano de Juan José Peláez, pero no aprovechó sus oportunidades de la mejor manera. Aún así, logró goles en momentos claves para el rojo, por ejemplo para darle la victoria al equipo en el juego ante Patriotas en el Atanasio por marcador de 3 a 2; así como también apareció en el juego de vuelta de las semifinales de la Copa Águila ante Deportivo Cali para igualar la serie y mandarla a los penales, en la que el 'medallo' se clasificaría a la gran final, que terminó perdiendo ante Junior.

Caicedo también ayudó en otros goles del poderoso en el semestre, pero como asistidor. En el partido ante Jaguares de Córdoba, el '9' habilitó a Édinson Toloza para anotar el 2-0, con el que el 'Equipo del Pueblo' venció al conjunto 'Felino'. Del mismo modo apareció para habilitar al popular 'Tolotelli' para que este anotara el 3-1 del conjunto antioqueño ante Alianza Petrolera, también en el Atanasio.

Hasta ahí llega lo más relevante de Caicedo en el último semestre: un jugador que es resistido por gran parte de la afición, pero que sigue siendo importante para los técnicos que pasan por la institución. En el 2018 contará con una nueva oportunidad de brillar en el rojo con Ismael Rescalvo, quizás sea la última, a pesar de extender su contrato hasta junio de 2019.