La noche 'loca' en Tunja dejó en 'vilo' al Campeón

En un partido de subidas y bajadas en cuanto a la luz y el fútbol, Atlético Nacional cayó 2-3 ante Patriotas como visitante por la ida de los cuartos de final en la Copa Águila. En el mejor momento 'verde', los boyacenses se embolsaron la victoria.

La noche 'loca' en Tunja dejó en 'vilo' al Campeón
Patriotas venció por cuarta ocasión a Nacional en la historia del fútbol colombiano. | Foto: Colprensa
PATRIOTAS FC
3 2
ATLÉTICO NACIONAL
PATRIOTAS FC: Álvaro Villete; Óscar Cabezas, Danilo Arboleda, Julián Pretel, Nicolás Carreño; Rafael Robayo, Larry Vásquez; Carlos Mosquera (Carlos Rodríguez, min. 63), Omar Vásquez, Mauricio Gómez (Déiver Parra, min. 63); Duman Herrera (Edis Ibargüen, min. 66).
ATLÉTICO NACIONAL: Franco Armani; Felipe Aguilar (Raúl Loaiza, min. 52), Alexis Henríquez, Carlos Cuesta; Edwin Valencia (Gorka Elustondo, min. 52); Daniel Bocanegra, Aldo Leao Ramírez, Macnelly Torres, Jeison Lucumí (Juan Pablo Nieto, min. 85); Andrés Rentería y Dayro Moreno.
MARCADOR: 1-0, min. 12, Carlos Mosquera. 1-1, min. 43, Dayro Moreno. 2-1, min. 49, Mauricio Gómez. 2-2, min. 65, Andrés Rentería. 3-2, min. 83, Edis Ibargüen.
ÁRBITRO: Carlos Ortega (Bolívar). Amonestó a Nicolás Carreño (min. 30), Macnelly Torres (min. 62)
INCIDENCIAS: Partido de ida por los cuartos de final en la Copa Águila 2017. Encuentro disputado en el estadio La Independencia de Tunja. 7.000 espectadores.

En medio de un ambiente de expectativa, Patriotas y Atlético Nacional llegaban al estadio La Independencia de Tunja con la misión de conseguir ventaja para aspirar a un lugar en las semifinales de la Copa Águila 2017

Tanto Juan Manuel Lillo como Diego Corredor reservaron a sus mejores hombres para este duelo. Ambos equipos salieron con todo para lograr la victoria, la visita golpeó primero con una jugada que derivó en tiro de esquina, fue ahí donde comenzó la 'locura' nocturna en tierras boyacenses. 

Por lapso de hora y media, entre idas y vueltas, el sistema de iluminación falló y por ende, ambos equipos sufrieron esta afectación en un encuentro que estuvo a minutos de continuarlo el jueves en la mañana, arriesgando la posibilidad de jugar el sábado el clásico antioqueño. 

Sin muchas fechas disponibles, Dimayor impuso que se debía jugar el partido, eso dio lugar para que más hinchas se acercaran al máximo escenario de los tunjanos para vivir este partido. La compañía eléctrica de Boyacá hizo un buen trabajo y el partido se reaunudó. Aunque la visita fue la que todavía estaba en penumbra, cuando Carlos Mosquera en una gran jugada abrió el marcador sobre el minuto 12.

El partido continuó con idas y vueltas, como una montaña rusa de emociones, tanto Álvaro Villete como Franco Armani se exigían sobremanera. Nacional supo equilibrar las cargas y aplicar el estilo de Lillo con la presión y la posesión de la pelota en campo contrario. Esto ocasionó errores en el rival que derivaron en el empate transitorio de Dayro Moreno a pocos minutos de terminar la primera mitad, mostrando un gran juego los 'verdes de la montaña'. 

El segundo tiempo arrancó con más aliento en los locales, quienes les bastó cuatro minutos para irse al frente nuevamente en el marcador. El encargado fue Mauricio Gómez quien no celebró el gol, sembrando dudas y atando conjeturas sobre su inminente paso al equipo antioqueño en la próxima temporada. 

Nacional volvió a recomponerse a pesar de los picos bajos como Felipe Aguilar quien salió un par de minutos después para darle paso a Raúl Loaiza, al final del partido se conoció que Aguilar sufrió una indigestión que derivó en un desmayo. Otro cambio que realizó Lillo fue el de Edwin Valencia por su coterráneo Gorka Elustondo quien no tuvo un gran encuentro. 

Continuaba el partido en un ida y vuelta hasta que al minuto 20 de la segunda parte, un fuerte remate de Andrés Rentería daba el empate parcial. El 'topo' aprovechó una unión de fútbol entre Loaiza, Aldo Leao Ramírez, Jeison Lucumí y Macnelly Torres, como un núcleo de juego llegó a buen puerto. 

2-2 en el electrónico y Nacional parecía que se llevaba el resultado, por momentos generó opciones y fue peligroso en el arco de Villete. Sin embargo, el recién ingresado Edis Ibargüen a siete minutos de terminar el partido decretó el 3-2 definitivo para los Patriotas. 

A pesar del ingreso de Juan Pablo Nieto por Lucumí, el partido ya estaba sentenciado y los 'verdes' aguardaban por recuperar el terreno perdido cuando jueguen la semana entrante en el Atanasio Girardot, un sitio donde se hace muy fuerte y donde buscará revertir el marcador global para ser rival del Junior de Barranquilla en una de las semifinales de la Copa Águila. 

Antes de afrontar el partido de vuelta, el 'verde paisa' deberá medirse ante el DIM el próximo sábado a las 7:45 p.m. en una nueva edición del clásico antioqueño. 

Como dato negativo, es que tanto en el 2008 como en el 2010, vino abajo en la ida de cuartos de final (Boyacá Chicó e Itagüí), no supo superar la vuelta, aunque lograron igualar el marcador global y forzar los penales.