Juan Manuel Lillo y Francisco Maturana, amistad y respeto al balón

Corría 1992 cuando Juan Manuel Lillo y Francisco Maturana se conocieron en España, décadas más tarde, alumno y maestro se volverán a ver en el terreno de juego donde hay más que fútbol una amistad, un cariño y un gran respeto.

Juan Manuel Lillo y Francisco Maturana, amistad y respeto al balón
Este lunes maestro y alumno se verán las caras en el Palogrande. | Fotomontaje: VAVEL Colombia

Atlético Nacional visitará a Once Caldas por la fecha 15 de la Liga Águila 2017-II, para algunos es un partido que en los últimos años ha tenido aroma a clásico por tantas cosas que comparten: jugadores, entrenadores y logros locales e internacionales.

'Verdolagas' y 'albos' le agregarán un nuevo ingrediente a este duelo, la presencia de Juan Manuel Lillo y Francisco Maturana, rivales en la cancha pero amigos de la vida y la profesión quienes se enfrentarán por primera vez. 

Lillo y Maturana se conocieron en España, cuando el chocoano agarró al Valladolid, en medio del glamour de haber sido el mejor de América y Mundialista pocos años antes. Mientras que el vasco cumplía su sexto año como entrenador, dirigiendo al modesto León. Las ganas de enseñar del uno y de aprender por el otro sellaron una amistad que ha crecido y perdurado en el tiempo. 

Lillo tiene los mejores recuerdos de 'Pacho' como se refiere de su amigo, uno de los grandes ídolos 'verdolagas'. "Yo lo conocí en Valladolid cuando estaba en León, veía los entrenamientos de ellos y él de los míos. El era entrenador del Real Madrid pero no fue rehén del presidente de entonces Ramón Mendoza. A Antic le salieron bien las cosas y me tocó ver también su salida. La cercanía con él ha sido tanta que es difícil ser objetivo". 

A pesar que a 'Pacho' no le fue bien en su paso por la Liga española, su labor docente marcó la vida profesional de Juan Manuel, algo que le agradece por siempre. "Cuando tenía 25 años me ayudó mucho. 'Pacho' es una persona con muchas capacidades profesionales", comentó el técnico español.

Pese a que es muy reservado, Juan Manuel se animó a acotar una de sus grandes anécdotas con Maturana, donde compartió en su casa, con su familia, siendo muy cercanos. 

"Muchas veces iba a su casa donde me mostraba cientos de faxes comunicándose cuando Arrigo Sacchi dirigía al Milán con tareas de entrenamiento. Sacchi buscaba a 'Pacho'. Francisco validó un estilo de juego con su nombre, me gustaba ir a los entrenamientos y escuchar como mantenía su línea defensiva. Además me acuerdo que me dio unos libros en manuscrito de un entrenador de baloncesto. En su tiempo ya quería llevar el pressing del baloncesto al fútbol. Para mí fue un precursor que me motivó para seguir construyendo cosas", concluyó. 

Este lunes será un día muy especial, para Lillo será medirse con su maestro y amigo 'Pacho' en uno de los duelos más atractivos del campeonato, donde el buen juego y el riesgo va a fortalecer estos lazos de fraternidad entorno a la pelota.