El tiro libre, asignatura pendiente en Nacional

El equipo 'verdolaga' suma 77 juegos sin marcar un gol de tiro libre. El último lo marcó Daniel Bocanegra en la victoria de Nacional ante Equidad el pasado 30 de septiembre de 2016.

El tiro libre, asignatura pendiente en Nacional
Previo al gol de Daniel Bocanegra, el último de tiro libre que Nacional marcó. | Foto: YouTube

Cuesta creer que hace más de un año calendario, 77 partidos oficiales suma Atlético Nacional sin marcar un gol de tiro libre. Este recurso que para algunos equipos es una virtud, para otros es un padecimiento. 

Varios equipos saben que el equipo 'verdolaga' no hace daño cuando una pelota quieta tiene a favor. A pesar de esas falencias, cuenta el técnico español Juan Manuel Lillo que se sigue trabajando en las prácticas. Aunque en las que permite a los medios no se han podido ver. 

La pelota quieta, bien sea en falta o en tiro de esquina no ha sido eficaz en el final de la 'era' Rueda como en este presente con Lillo. Hay rachas que se dan en algunos equipos. Unos en los penales, otros en la pelota detenida en contra y como el caso del 'verde paisa' la oportunidad de un gol producto de una falta. 

¿Falta de práctica? puede ser una de las causas. Aunque uno revisa los últimos goles de media distancia y sostiene la tesis que hay jugadores con alcance y habilidad para rematar a puerta sin llegar al área con volumen de juego.

Sin Daniel Bocanegra, lesionado durante este semestre, los 'verdolagas' han perdido un elemento fuerte para tomar la responsabilidad y romper este 'antirecord' para un equipo que ha sabido aprovechar esas situaciones de juego desde hace tiempo. 

Además de los movimientos en defensa, la posesión y la presión en el campo contrario. La pelota detenida debe ser otra materia que debe darle intensidad en la bitácora de trabajo del entrenador ibérico. Ahora que se vienen partidos definitivos en los 'playoffs', una falta puede ser el 'as en la manga' para lograr títulos. 

Elementos para hacer buenos cobros; Dayro Moreno, Diego Arias, el mismo Aldo Leao Ramírez. Jugadores con buen pie que con más confianza, sumarían algunos goles de falta.